FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Borrar y excluir | Salvador García Llanos

Madrid, siglo XXI, vísperas del Día de la Mujer. Tiempo de paradojas y de contradicciones.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid prohibió una visita de la ministra de Igualdad, Irene Montero, al Instituto público de Educación Secundaria Gómez Moreno, situado en el distrito de San Blas. Fuentes próximas a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, han señalado que la ministra Montero pretendía hacer «un acto político» en un instituto público «en horario lectivo». Del mismo modo, la Comunidad de Madrid ha incidido que no va a permitir «ningún evento de adoctrinamiento en centros educativos públicos en horario escolar», indicaron las mismas fuentes.

En esas fechas, el secretario general del partido ultraderechista Vox, Javier Ortega Smith, visitó, junto a Fernando Martínez Vidal, concejal de la misma formación política, el Instituto Ramiro de Maeztu, sede también de las instalaciones del club Movistar Estudiantes. No era un acto de adoctrinamiento, qué va.

El alumnado, la asamblea de estudiantes, reaccionó y difundió un comunicado en el que expresan su «rechazo hacia la visita del secretario general de Vox a las instalaciones del instituto y del Club Estudiantes de Baloncesto» y solicitan «que se desligue inmediatamente la imagen del instituto de la propaganda política ultraderechista y se den explicaciones a las familias al respecto». El club ha declinado hacer declaraciones al respecto.

En fin, esta España nuestra tan llena de crispación y de encono. Tiempo de paradojas y contradicciones, tan dañinas para la democracia. El afán de borrar y de excluir es tan visible que no hace falta extenderse. Pero que se sepa.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario