FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Proyectos tractores | Salvador García Llanos

Vayámonos acostumbrando a esta nueva terminología: proyectos tractores o de colaboración. Se trata de que muchas empresas invierten importantes cantidades en Investigación y Desarrollo (I+D) sin conocer que otras empresas o profesionales están capacitadas y dispuestas a aportar valor a dichos proyectos. Y no solo sirven para ayudar. Un proyecto empresarial también contribuirá a a otras entidades y emprendedores a ganar en dimensión y en negocio generando “un efecto tractor” de colaboración. Algunos expertos afirman que es lo que necesita el tejido empresarial. No se trata de subcontratación sino de crecimiento e innovación.

Proyectos tractores son aquellos que consignen una novedad tecnológica significativa e integren actividades pertenecientes a distintas etapas de la cadena de valor del producto o servicio, comprendiendo: análisis previo y diseño del mismo, desarrollo, acción piloto de demostración, así como acciones de difusión.

El Gobierno de Canarias ha tomado la iniciativa y trabaja con esta modalidad de iniciativas que suman unos ocho mil millones de inversión para financiarlos con fondos de recuperación de la Unión Europea (UE). El presidente, Ángel Víctor Torres, ha adelantado que en el seno de la comisión de seguimiento del Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias (Plan Reactiva Canarias), ha sido presentado un exhaustivo trabajo realizado a lo largo de los últimos meses para identificar y seleccionar, aún no de forma definitiva, los proyectos tractores que podrán acceder con más garantías y desde las islas a financiación pública del denominado Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de España, que es el instrumento principal de apoyo público a la reactivación social y económica del país, sus comunidades autónomas, provincias, islas y municipios, tras la crisis generada por la pandemia de la COVID-19. Este se financia al 100% con el fondo especial de recuperación de la Unión Europea (UE) conocido como Next Generation (2021-23).

Según fuentes gubernamentales, el propio presidente informó en la citada comisión de seguimiento de que “Canarias ya ha podido concretar inversiones prioritarias, los llamados planes tractores o palanca de las islas, que suman más de 8.800 millones de euros, tras una primera criba a partir de proyectos por valor de 11.355 millones”.

Ahora bien, el presidente Torres subrayó que será a partir de este momento “cuando se proceda a un nuevo cribado de todos esos proyectos para ya identificar los que finalmente tengan más opciones de acceder a los fondos públicos de recuperación en sus distintas modalidades (convocatorias de subvenciones por los ministerios, la Comunidad Autónoma de Canarias o las corporaciones locales), con el objeto de que puedan lograr financiación del mencionado fondo para España, de forma más inmediata de los recursos comunitarios especiales ya aprobados en los Presupuestos estatales de 2021”. Canarias aspira a captar en torno a 3.500 millones de euros con cargo a la partida del Next Generation para España en transferencias directas (subvenciones) y en el trienio 2021-23.

Para los escépticos, para quienes siguen viendo negro el horizonte, estamos, cuando menos, ante una oportunidad que no se puede desaprovechar. Tengamos en cuenta los antecedentes. La comisión de seguimiento del Plan Reactiva Canarias, integrada por representantes de los partidos en el Parlamento regional, la Federación de Cabildos (Fecai) y la de municipios (Fecam), agentes económicos y sociales, y del Tercer Sector, fue informada de que las islas ya han ejecutado el 96 % de las partidas consignadas en el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias en el año 2020. Esto supone un total de mil ciento sesenta millones de euros, de los que gran parte se destinaron a reforzar servicios fundamentales, como la sanidad y la educación, con la contratación de cuatro mil sanitarios y tres mil docentes, así como noventa y cinco con tres millones para los subsectores más afectados por la crisis de la COVID-19, como el transporte, los comercios, los autónomos o el mundo de la cultura, entre otras asignaciones.

Esperemos que se note, que mejoren las listas del desempleo, que se reactive la recuperación, que se palpen los efectos positivos del volumen inversor. Porque la emergencia sanitaria sigue causando estragos. Y es necesario salir de la parálisis.

Con proyectos tractores.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario