FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | El sector aéreo precisa certezas | Salvador García Llanos

El consejero delegado o director ejecutivo (CEO) de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que agrupa a unas trescientas compañías, Alexandre de Juniac, ha sido tajante a la hora de diagnosticar la situación presente del sector y de vaticinar las posibilidades de recuperación en el corto y medio plazo, supeditadas a las modalidades de viaje.

La caída del tráfico doméstico e internacional en 2020 a un tercio de su volumen en términos globales determinó, claro está, una merma de los ingresos nunca antes conocida. Ahora, diferenciando entre viajes personales y de trabajo, la recuperación se espera lenta y progresiva. Juniac hace sus pronósticos: en los desplazamientos personales, las aerolíneas obtienen menos márgenes, se podrá llegar en 2023 al ritmo anterior a la crisis mientras que el de los viajes profesionales, donde no paga el pasajero y las compañías aéreas obtienen más beneficios, tardará entre doce y dieciocho meses más, necesitando hasta 2025 para alcanzar el nivel precrisis.

La realidad de la emergencia sanitaria pone de relieve los factores que han motivado la gravedad de la crisis: reducción de los presupuestos para viajes de empresas, la implementación creciente de las videoconferencias como fórmula apropiada para reuniones y la práctica desaparición de eventos multitudinarios, como las ferias y promociones sectoriales, entre ellas, las turísticas.

Juniac se muestra pesimista y esperanzado a la vez: “Sin transporte aéreo no hay crecimiento –ha declarado- porque nuestra contribución a la economía y a la libertad es fundamental”. Cree, por consiguiente, que el sector aéreo seguirá siendo un importante vector socieconómico tras la emergencia sanitaria. “En todo caso –advierte- tras la crisis habrá menos compañías aéreas, serán más pequeñas en flota y recuperarán tamaño lentamente”. En su opinión, seguirán existiendo los dos modelos de negocio, el bajo costo y el servicio completo.

Así las cosas, el sector precisa de certezas. Estamos ante un escenario en el que transitarán fusiones, adquisiciones y rescates que van a requerir procesos de consolidación hasta alcanzar el crucero de la estabilidad. Dependerá de muchos factores, evidentemente. El CEO de IATA afirma que la aviación debe estar preparada para afrontar su vuelta a la normalidad. Juniac considera que los gobiernos de los países deben desarrollar sistemas y protocolos de modo que las compañías sepan cómo van a afrontar el levantamiento de las restricciones, en función, por ejemplo, de la población vacunada.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario