FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Nuevo mundo, nueva radio | Salvador García Llanos

Hoy, Día Mundial de la Radio. “Nuevo mundo, nueva radio”, es el lema escogido por la UNESCO, una oda a la resistencia del medio, un homenaje a su capacidad perpetua al ritmo de las transformaciones de la sociedad y de las nuevas necesidades de los oyentes. Una forma de reflejar cómo este medio de masas evoluciona, innova y conecta en esta época de pandemia. En esa línea de innovación, la radio ha encontrado nuevos espacios y formas de llegar a las nuevas generaciones gracias a los ‘podcast’.

“Nuevo mundo, nueva radio” condensa, en efecto, las esencias del acompañamiento, las que caracterizan su concurrencia en momentos decisivos de la historia de la humanidad. A medida que el mundo cambia, también lo hace la radio. Por ejemplo, durante la pandemia de COVID-19, la radio ha permitido asegurar la continuidad de la educación, luchar contra la desinformación y promover iniciativas para superar las consecuencias y adoptar medidas preventivas.

Aunque parezca una obviedad, hay que reiterar que la radio sigue siendo accesible en cualquier lugar y en cualquier momento. Llega a audiencias amplísimas, de toda condición social. Es el espacio donde todas las voces se pueden expresar, verse representadas y sentirse escuchadas, de modo que, actualmente, es el medio más consultado y consumido en todo el mundo.

La UNESCO, en esta conmemoración, apunta tres hechos o atributos para su caracterización:

-Evolución: el mundo cambia, la radio evoluciona. Es un factor que pone de relieve la resistencia de la radio y su sostenibilidad.

-Innovación: el mundo cambia, claro, mientras la radio se adapta e innova. La radio ha tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías para seguir siendo el medio de la movilidad, accesible para todos en cualquier lado.

-Conexión o conectividad: el mundo cambia, la radio se conecta. Pone de relieve los servicios que el medio ofrece a la sociedad durante los desastres naturales, emergencias o crisis socieconómicas.

El maestro Gorka Zumeta acaba de publicar un nuevo libro titulado La radio. El acompañamiento silenciado, con prólogo de Pepa Fernández. Afirma que la radio está muy viva: veintitrés millones de españoles la escuchan cada día. La industria se mantiene gracias a su persistente «mala salud de hierro». Pero se pregunta:¿sobrevivirá a los cambios de hábitos de consumo y a la falta de oyentes jóvenes?

Con un ameno y riguroso análisis, Gorka Zumeta dibuja el panorama de la radio en España, aprendiendo del pasado y poniendo la mirada en un futuro prometedor para el audio, en el que, sin embargo, tal vez la radio sea irrelevante. La audiencia disminuye y el tiempo apremia: hay que buscar soluciones.

“El reto de la radio es permanente, no solo el de la radio española, el de la radio global”, dice Zumeta, preocupado –tal como confiesa- “por la falta de regeneración de la audiencia. La radio necesita tener nuevos oyentes porque le va en su propia esencia: no hay radio sino oyentes”.

Pues con ese lema y con esos retos, se conmemora este Día Mundial. “Nuevo mundo, nueva radio”: a renovarse. Por el bien de todos, en la era más difícil de la humanidad.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario