Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Energías alternativas Política Económica Servicios públicos TRANSPORTES Y COMUNICACIÓN

ENERGÍAS | Transición Ecológica culmina los trabajos de la Estrategia del Vehículo Eléctrico de Canaria

El consejero José Antonio Valbuena explica que con el diagnóstico obtenido se pretende lograr «un incremento de las medidas orientadas a la electrificación del sector del transporte terrestre en el año 2040»

EBFNoticias | La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha finalizado la Estrategia del Vehículo Eléctrico de Canarias, un documento clave para el futuro Plan de Transición Energética de Canarias (PTECan) con el que se obtiene un diagnóstico de la situación actual de la movilidad eléctrica en el Archipiélago y un análisis del potencial de las islas para avanzar hacia un modelo energético sostenible y descarbonizado en este sector.

El estudio ha desvelado, entre otras cuestiones que, en la actualidad, el parque automovilístico canario está dominado por vehículos propulsados con motores de combustión interna de gasolina (65,86%) y, en menor medida, de gasoil (33,03%).

El consejero responsable del área, José Antonio Valbuena, ha explicado que el estudio desarrollado ha permitido conocer también las posibilidades que ofrece el vehículo eléctrico en el avance hacia un modelo energético sostenible y económicamente descarbonizado, «en coherencia con lo establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC)».

Tal y como se desprende del diagnóstico llevado a cabo, la suma de los vehículos eléctricos y de gas licuado de petróleo solo suponía en el año 2019 un 1,11% del parque automovilístico total, ascendiendo a 2.898 la cifra de vehículos eléctricos. «En este escenario, el objetivo de Canarias es lograr un incremento notorio de las medidas específicas para avanzar hacia el objetivo de la electrificación del sector del transporte terrestre en el año 2040», señala el consejero.

Para prever el crecimiento del parque automovilístico, se han desarrollado técnicas de regresión estadística avanzadas, en las que se han usado valores como la evolución histórica del parque automovilístico, la población y el Producto Interior Bruto de las islas. Además, se ha tenido en consideración la evolución del transporte colectivo y se ha comprobado que se podrá alcanzar una tasa de reducción del ratio de número de vehículos por habitante del 20% en 2040, con respecto a 2020. De acuerdo con esta proyección, la flota de vehículos de Canarias sería de 1.670.000 en 2030 y de 1.590.000 en 2040.

«El vehículo eléctrico producirá en todos los sistemas eléctricos insulares de Canarias un aumento de la demanda eléctrica de considerable importancia», destaca José Antonio Valbuena, quien indica que este aumento ha sido estimado en 5.810 gigavatios-hora al año (GWh/año) para 2040, lo que representaría un aumento del 40% de la demanda actual de Canarias (8.850 GWh/año). El consejero señala que «para que ese impacto sea favorable será clave una adecuada gestión de la demanda».

Descarbonización

La electrificación del sistema de transporte y el uso masivo de energías renovables posibilitarían la descarbonización del sector del transporte terrestre. «El vehículo eléctrico no sólo debe ser visto como un simple aumento de la demanda eléctrica, sino como un aliado en el compromiso con la sostenibilidad», señala Valbuena.

En este sentido, apunta que, para electrificar la totalidad del parque automovilístico de Canarias, y que este sea atendido con energías renovables, sería necesaria una potencia renovable equivalente a unos 2.150 megavatios eólicos y 1.660 megavatios fotovoltaicos.

Asimismo, aclara que el «exceso» de energía que se produjera en el parque podría satisfacer otras demandas del sistema eléctrico. «Incluso podría ser vital para otros sectores como el transporte marítimo», matiza. No obstante, la estrategia también ha planteado un escenario más conservador, donde el volumen de la energía no consumida por el vehículo eléctrico fuera limitado al 15%.

Por otra parte, usando herramientas de información geográfica y datos proporcionados por entidades públicas, se han desarrollado mapas temáticos donde se ubicarían los puntos de recarga situados en edificios de Canarias para el sector residencial, comercial, lugares de trabajo, recintos hoteleros, aparcamientos públicos y privados, estaciones de servicio e incluso estacionamientos en vías públicas.

De acuerdo con este análisis, se requerirían 1.755.000 puntos de recarga instalados en viviendas, lugares de trabajo y comercios; 53.400 puntos de recarga de apoyo instalados en aparcamientos regulados y comercios, y 11.950 puntos de recarga rápidos en estaciones de servicio.