FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Una remontada nada fácil | salvar García Llanos

España, detrás de Estados Unidos, es el segundo país del mundo que más ingresos ha perdido en turismo durante 2020, según datos ofrecidos por la Organización Mundial de Turismo (OMT): cuarenta y seis mil setecientos siete millones de dólares. Ello significó un 3,4 % de su Producto Interior Bruto (PIB).

Si esta misma organización ha reconocido que el pasado año ha sido el más difícil de la historia del turismo, teniendo en cuenta que “casi de un día para otro, la pandemia llevó al turismo mundial a su completa paralización”, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), confirma que el pasado ejercicio ha sido catastrófico para el sector turístico español. “Tuvimos una pequeña recuperación durante el verano –dicen fuentes de esta patronal- pero aquello no significó ni un 10 % de la operativa normal”. Actualmente, según los datos obrantes, solo un 10 % de los establecimientos hoteleros de nuestro país están abiertos.

La situación, pues, es delicada y comoquiera que la reanudación de la actividad productiva es bastante incierta, lo cual acentúa las dudas temporales sobre la estabilización necesaria, para revertirla habrá que hacer grandes esfuerzos por parte de las administraciones públicas y de los operadores. Habrá que seguir confiando en la administración –normal y sin sobresaltos- de las vacunas pero el propio secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, ya ha advertido que que el reinicio del turismo y de la actividad de los muchos millones personas que dependen de él, “no puede esperar a que las vacunaciones masivas se hagan realidad”.

O sea, que la vacunación ha pasado a ser una esperanza a medias. En ese sentido, Pololikashvili ha señalado que «deben reconsiderarse las normas sobre las cuarentenas para los turistas y aprovechar la innovación y las nuevas soluciones para realiza pruebas a los viajeros antes o después de sus viajes”. Además, «las restricciones a los viajes deben suavizarse o eliminarse de manera responsable y coordinada tan pronto como sea seguro y factible», concluye.

En nuestro país, el sector está receloso. Y, como la población en general, no aprecia señales de recuperación. Ha arrancado 2021 incorporándose a la campaña de rebajas para tratar de remontar la crisis, siquiera gradualmente. En plena tercera ola, en efecto, coincidiendo con un endurecimiento de las restricciones en todas las Comunidades Autónomas y con la vista puesta en la vacunación en marcha, las aerolíneas, las agencias y algunas cadenas hoteleras han lanzado la que podría ser considerada como “lluvia de descuentos” para comprar hasta finales del presente mes, de modo que permitan viajar durante todo el año ofreciendo condiciones favorables de cambio o cancelación para los viajeros en caso de que el virus, como ocurre, siga avanzando.

Algunas de las grandes compañías hoteleras también han aprovechado el comienzo del nuevo año para atraer clientes con ofertas que se extienden durante todo el 2021, permitiendo cancelar la reserva de manera gratuita por cualquier imprevisto que pueda surgir.

En fin, que no será fácil remontar, no.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario