Administración local POLÍTICA SOCIEDAD

TACORONTE | Ciudadanos reclamará después de mayo el acuerdo que le daba a Virginia Bacallado la Alcaldía

Arriaga y Virginia Bacallado durante la campaña electoral.

EBFNoticias | Tachi Izquierdo | El coordinador autonómico de Ciudadanos, Enrique Arriaga, ha manifestado este lunes, día 28 de diciembre, -y no ha sido una inocentada-, que su formación política aún está pendiente de los acontecimientos y que no renuncia a Tacoronte, sobre todo en aquellos aspectos que se puedan producir después de Navidad, tras la expulsión por parte del PSOE de los concejales Carlos Medina y Sandra Ramos, ambos responsables del áreas de Economía y Servicios, y de Comercio, respectivamente.

Arriaga señaló que ahora se ha abierto una nueva etapa en el consistorio local del municipio del norte de Tenerife, gobernado por un pacto entre Nueva Canarias, PSOE y Sí se Puede, para iniciar en el mes de mayo, cuando se tendría que llevar a cabo la renovación de la Alcaldía, “las conversaciones y sentarnos a negociar con el PSOE, a ver qué ocurre”.

En declaraciones en La Diez Capital Radio, Enrique Arriaga, que también es el vicepresidente del Cabildo tinerfeño, merced a un pacto de Gobierno con los socialistas tinerfeños, recordó que tras las elecciones de junio de 2019, Ciudadanos y PSOE habían formalizado un pacto de gobernabilidad para el municipio, pero remarcó que fue Carlos Medina quien “desobedeció a su partido”, cuando el PSOE le había indicado que el acuerdo que se tenía que haber plasmado era con Ciudadanos y con su candidata, Virginia Bacallado, y aseveró que “fue eso lo que le ha costado la expulsión”.

En este sentido, el responsable regional de la formación naranja señaló que “teníamos que haber contado con Virginia Bacallado como alcaldesa de Tacoronte” desde las pasadas elecciones, y como fuerza política más votada, una posibilidad que reconoció que podría ocurrir tras el próximo mes de mayo, pues manifestó que “vamos a intentarlo, porque esa es nuestra misión”.

Con esta estimación de Arriaga se añade un nuevo argumento al futuro del consistorio local, pues hace apenas dos semanas la máxima responsable insular del PSOE, Josefa Mesa, declaraba que también quería que se mantuviera el actual pacto local a tres bandas, pero matizando que la persona que accedería a la Alcaldía, tras la expulsión de Medina, que a su vez era el secretario general de los socialistas tacoronteros, sería el actual edil de Urbanismo, Tarsis Morales, único de los tres expedientados que no fue expulsado.

Arriaga ha puesto sobre la mesa una negociación con el PSOE para entregar a Virginia Bacallado la Alcaldía, sin especificar si dicho cargo sería compartido con el PSOE en el resto de los dos años de mandato que aún quedarían, lo que representa, no obstante, formular una moción de censura y abrir una posibilidad de diálogo que incorpore a más fuerzas políticas, puesto que PSOE y Cs no obtendrían la mayoría, y teniendo en cuenta que Medina y Ramos, una vez expulsados, tal vez no aportarían su apoyo para un acuerdo que en su día rechazaron y que representó su expulsión.

Así, el diálogo que Arriaga quiere iniciar para recuperar la Alcaldía que le arrebató el acuerdo actual, deberá incorporar a más protagonistas, pues la cifra de 11 concejales solo con los 3 ediles del PSOE, Morales y dos independientes, no le alcanza para la que ha considerado su misión, que no en vano, le daría la presidencia de la primera institución de las islas.

Mientras, hasta mayo discurre el pacto a tres, denominado acuerdo progresista, con el primer plazo de la Alcaldía compartida avanzando, y que mantiene el candidato de NC, José Daniel Díaz al frente del consistorio.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario