FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | 48 años de Loro Parque | Salvador García Llanos

Ha cumplido cuarenta y ocho años Loro Parque, una marca distintiva del Puerto de la Cruz y de Canarias. Lo ha hecho con las puertas cerradas, como consecuencia de la emergencia sanitaria generada por la COVID-19. Todos nos hemos preguntado en alguna ocasión cómo se las arreglará el tan prestigioso establecimiento. A pesar del cierre y de las penosas circunstancias, el compromiso con la naturaleza y los animales persiste, como lo prueba el que, a pesar del cierre, Loro Parque ha sido escenario de numerosos nacimientos y ha obtenido importantes resultados en sus proyectos de investigación y conservación. Ahora se predispone a despedir el año con todas las expectativas puestas en la reapertura para lucir una vitalidad y una actividad que lo convierten en uno de los principales parques temáticos de Canarias y de todo el mundo.

Loro Parque inició su andadura en el año 1972 con tan solo 25 personas, 150 loros y un espacio de trece mil metros cuadrados. Desde ese entonces hasta hoy, y tras una trayectoria de muchos retos, el parque resulta ser una de las instituciones zoológicas más respetadas del mundo, tanto por su belleza, como por la excelencia de sus instalaciones y el respeto absoluto a la naturaleza. En toda su historia, desde que abriera por primera vez un lluvioso 17 de diciembre de hace cuarenta y ocho años, Loro Parque no había cerrado nunca sus puertas y operaba 365 días al año. El 15 de marzo de 2020, tras desatarse una crisis mundial sin precedentes, tuvo que proceder a la clausura temporal. Lo que se esperaba que fueran quince días creció en semanas, y las semanas en meses, sin que todavía hoy haya una fecha clara de reapertura.

Ante esa situación sin precedentes, el parque inició una campaña en sus redes sociales con el hashtag #EnCasaConLoroParque, a través del que estuvo compartiendo contenido diario sobre la actividad que tenía lugar en sus instalaciones a puerta cerrada. Allí, los animales han continuado recibiendo todos los cuidados para asegurar su máximo bienestar y el personal ha seguido trabajando con todas las medidas de prevención recomendadas por las autoridades para mantenerse con buena salud.

De este modo, las cuentas oficiales del parque reforzaron su programación para que, desde casa, todos sus seguidores pudieran continuar aprendiendo sobre la importante labor que hace este centro de conservación de la vida silvestre en materia de bienestar animal, protección de especies en peligro, educación y concienciación.

No queda ahí esa tarea. En las últimas semanas, una nueva iniciativa hace las delicias de sus fans: Loro Parque LIVE, vídeos en directo en los que Rafael Zamora, director científico de Loro Parque Fundación, recorre las instalaciones y descubre curiosidades y datos interesantes sobre la vida en el Parque. Este innovador formato está teniendo una gran acogida y se espera que continúe, por temporadas, en 2021. Es otro modo de acreditar la valía y el compromiso al que antes aludimos. Una alternativa para demostrar que en Loro Parque no se descansa.

A pesar del año tan accidentado, el establecimiento lo cierra afianzando su condición, una auténtica embajada animal, en la que los ejemplares que habitan en sus instalaciones actúan como representantes de sus congéneres en la naturaleza, en su mayoría bajo algún grado de amenaza según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Así, sus seguidores conocen de primera mano a estos animales y toman conciencia de los peligros a los que hacen frente en el medio salvaje, lo que redunda en una mayor protección para las poblaciones silvestres.

La de Loro Parque es una trayectoria exitosa. Recordamos, durante nuestra etapa en la alcaldía, haber inaugurado el delfinario, un dotacional verdaderamente rompedor y revolucionario en las islas, y haber acompañado a sus propietarios al acto de entrega del premio ‘Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial’. Durante este casi medio siglo, Loro Parque ha logrado numerosos reconocimientos, entre los que se encuentran la Placa y la Medalla de Oro al Mérito Turístico que otorga el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España; la Medalla de Oro del Gobierno de Canarias; la de la ciudad de Puerto de la Cruz y la del Cabildo Insular de Tenerife, entre otros galardones. ha sido distinguido como mejor zoológico del mundo por los usuarios de TripAdvisor en los años 2017 y 2018.

A pesar de todas las adversidades de este 2020 que declina, Loro Parque se ha convertido en la primera institución zoológica del mundo en autoabastecerse con energía verde. Gracias a una planta fotovoltaica situada en Arico, que genera 4,75 MW de energía; a las placas solares instaladas en la azotea del gran acuario Poema del Mar, con 160 KW, y a un gran aerogenerador de 4 MW recién inaugurado en Gran Canaria, el parque genera más energía de la que consume.

Finalmente, Loro Parque Fundación, otro de los grandes aciertos para cumplir con los objetivos de investigación, ha querido mantener su apoyo a los proyectos de conservación con los que colabora alrededor del mundo. La organización, sin ánimo de lucro y creada por Loro Parque en 1994, ha destinado a lo largo de su historia 22,8 millones de dólares a más de doscientos proyectos de conservación en los cinco continentes y ha contribuido a salvar a diez especies de loros de la extinción. Esta labor es, hoy, más importante que nunca, en un mundo en que los animales sufren graves peligros y amenazas en el medio silvestre, ahora agravados por la pandemia de la COVID-19, y necesitan del apoyo y la labor de embajadas animales como Loro Parque.

En conclusión, a pesar del cierre obligado no declina ni la voluntad del cuidado y protección animal ni el propósito de seguir encabezando una oferta y una proyección turística que hoy son orgullo de sus propietarios y de los portuenses.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario