Actualidad Administración local POLÍTICA

TACORONTE | Carlos Medina recurrirá su expulsión del PSOE y no renuncia a la posibilidad de llegar a la Alcaldía en 2021

El hasta ahora secretario local de los socialistas y primer teniente de alcalde denuncia una campaña personal contra él y que aún no ha sido notificado oficialmente

EBFNoticias | Tachi Izquierdo | Carlos Medina, primer teniente de alcalde de Tacoronte, y hasta este jueves militante del PSOE, a tenor de la resolución del expediente de expulsión resuelto por su partido, ha manifestado que está dispuesto a “agotar todos los trámites legales que les permitan los estatutos de su partido respecto esta resolución”.

Medina, quien señaló que tras la publicación por ElBlogoferoz este jueves en la que se adelantaba la resolución de su expulsión, así como la de su compañera de formación, Sandra Ramos, “he de decir que aún no he recibido de manera oficial tal decisión de expulsión”, lo que, a su juicio, es un claro incumplimiento de los estatutos del partido.

Así, el hasta ahora secretario general de los socialistas de Tacoronte anunció que su intención es la de recurrir la decisión de la dirección del PSOE, una vez que le sea notificada la expulsión, pues remarcó que es una medida que  «obedece a intereses personales dentro de su partido» contra él.

Medina, que reconoció que la medida de su expulsión, cuyo expediente se inició tras las pasadas elecciones de 2019, por considerar el secretario insular, Pedro Martín, que se habían incumplido sus directrices y las del PSOE para  pactar con CS en Tacoronte, la había recibido “con sorpresa”, pues dijo, no obstante, que era algo que se esperaba en función de la rumorología, aunque puntualizó que no entendía la doble vara de medir que había aplicado el PSOE en este caso. Así, señaló que no comprendía cómo había sido expulsada su compañera Sandra Ramos, secretaria de organización del comité local, quien, puntualizó, “no había participado en las negociaciones para configurar el pacto con NC y Sí se puede, y que se haya dejado sin ninguna sanción a Tarsis Morales”, en tercer concejal expedientado, que según el primer teniente de alcalde, “estuvo presente conmigo en todo el proceso de diálogo con las otras formaciones políticas”.

A partir de este momento, con la decisión adoptada por el PSOE de expulsar a dos de sus 5 concejales en el consistorio, -dos de ellos independientes- se abre un amplio abanico de inestabilidades en el Gobierno local, una coyuntura en la cual, dijo Medina, «como he procurado siempre, contribuiré a garantizar la gobernabilidad de la corporación”.

Asimismo, anunció que no está dispuesto a renunciar a su acta como concejal, gesto que, de manera oficial se lo solicitará el PSOE, pues indicó que su intención es agotar la representatividad obtenida en las urnas en las pasadas elecciones hasta el final del mandato.

En cuanto a su posible designación como alcalde, conforme al acuerdo incluido en el pacto de gobernabilidad suscrito entre Medina y las formaciones de Nueva Canarias y Sí se Puede, aseguró que “esa es una posibilidad a la que tampoco pienso renunciar”, pues aseveró que él está dispuesto a mantener el acuerdo de Gobierno hasta las últimas consecuencias, el cual contemplaba un periodo de alcaldía compartido con Daniel Díaz, de Nueva Canarias, de dos años cada uno y que expira en junio del próximo año, momento en el cual debería suceder el relevo de Medina. 

Añadió que es su intención mantener la responsabilidad y sus competencias en el consistorio, para contribuir a rebajar el nivel de incertidumbre generado el consistorio local por los responsables orgánicos del partido, que se ha trasladado a la gestión municipal. 

Molesto con la forma de actuar del que es o ha sido su partido, aclaró que “en todo esto subyace un interés personal por cambiar la aritmética actual en la corporación, dejando dentro a alguien para minar y desgastar al gobierno”. En este sentido, dijo que prevalecen los intereses personales a las siglas de los partidos, pues recordó que el posible acuerdo con Cs no fructificó porque su intención era que se produjera un cambio real de política, con alternancias y propiciar un nuevo modelo de municipio, que con la candidata Virginia Bacallado dijo, no era posible, por entender que ella había estado gobernando hasta ese momento bajo las siglas de CC.

En todo caso, señaló que cualquier nueva alternativa en el consistorio pasa por lograr los apoyos necesarios, en el sentido de que Tarsis Morales, el único  concejal ahora con afiliación al PSOE, pudiera acceder a la Alcaldía, aunque reconoció que ante la situación que se ha generado “cabe todo”, y aseveró que “estando dentro o fuera del gobierno, yo apoyaré y apostaré la estabilidad”. 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario