Administración local Partidos POLÍTICA SOCIEDAD

ARONA | El PP califica de “novela negra” el recurso presentado in extremis por Mena para eludir, momentáneamente, el Grupo de no adscritos

Águeda Fumero, concejala del PP en Arona

EBFNoticias | Tachi Izquierdo | Cuando todo estaba previsto que discurriera por la senda de la normalidad, con una simple dación de cuenta por la que el alcalde de Arona, José Julián Mena, y el ex concejal de Urbanismo, Luis García, pasarían al Grupo de no Adscritos, tras la expulsión de ambos del PSOE, en un giro de última hora, el aún primer mandatario municipal aportó en la sesión del pleno de la pasada noche del jueves un recurso a la decisión de su partido.

Este inesperado recurso, mantiene a Mena en el cargo y en las mismas condiciones, hasta que se decida sobre su expulsión, a pesar de que la misma ya fue comunicada de manera oficial en días pasados por su partido al consistorio que preside. 

García, sin embargo, al no recurrir su expulsión, si forma parte ya del Grupo de no Adscritos, situación que no hace más que arrojar mayor incertidumbre al consistorio aronero, en crisis desde el momento en que Mena destituyó al que fuera su concejal de Urbanismo, quien, a su vez, había puesto en conocimiento de la Fiscalía posibles irregularidades relacionadas con el área.

A partir de ahí, ayuntamiento y partido se han dividido en dos, dinamitando la situación de mayoría absoluta de la que disfrutaba el PSOE, y que ahora ha pasado a dos grupos paralelos: los partidarios de Mena y los otros 6 partidarios de García.

Dicho reparto solo representa ingobernabilidad e incertidumbre de futuro, pues el aún alcalde no solo no renuncia a su acta, como le ha reclamado el PSOE, sino que, está dispuesta a buscar apoyos para seguir al frente del Gobierno local, tarea en la que también está empeñado su partido con la otra mitad que, en principio, está de su lado.

En la noche del jueves, al finalizar la sesión plenaria, la concejala del PP, y portavoz de su partido, Águeda Fumero, confesaba en un vídeo compartido en las redes sociales su asombro por lo ocurrido, algo que, a su juicio, está a la altura de “una novela negra”.

Fumero señaló que “es muy triste que en un municipio con la fortaleza de Arona reine ahora mismo la ingobernabilidad”, municipio en el que, recordó, “tenemos las mayores tasas de desempleo de la isla y un cero turístico que afecta a muchas pymes y familias, que acuden a los Servicios Sociales donde tardan tres meses en ser atendidos”.

La portavoz popular indicó que en el argumento de “esta novela política”, en la jornada del este jueves “ha llegado un recurso de Mena, que cuenta con un informe del secretario que no se nos ha entregado, donde se plantea dejar sobre la mesa el expediente”.

Fumero, consciente de que sus militantes y vecinos no comprenden esta nueva situación, dijo que “no es más que un capítulo de una novela de muy mal gusto, donde el muerto es Arona y el pueblo es el que sufre las consecuencias terribles de estos personajes, que no son capaces de arreglar los problemas comunes, porque anteponen sus problemas personales”.

Para la concejal del PP, la resolución de expulsión de Mena, abordada en la junta de portavoces, “era definitiva y firme, ante la que cabía recurso en el órgano de Derechos y Garantías del PSOE o los juzgados”, y aseguró que desconocía por qué se ha presentado ahora este recurso.

Así las cosas, lo cierto es que por parte del secretario municipal se decidió no abordar el paso de Mena al Grupo de no Adscritos, a raíz del recurso a la decisión de su expulsión, una medida que no hace más que acentuar la división del consistorio, donde, a demás de la crisis abierta y las dificultades para la gobernabilidad, se suman ahora las dudas legales de esta nueva maniobra que “congela” la condición de tránsfuga del alcalde, todo a pesar de que la decisión de expulsión de Mena del PSOE ya fue comunicada al propio interesado y al Ayuntamiento de manera oficial, de ahí el malestar reinante en la noche del jueves por la posible irregularidad de la medida adoptada por el primer edil.