FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Primeros pasos | Salvador García Llanos

Desde ayer los primeros viajeros que llegan a territorio español tienen la obligación de presentar la prueba PCR negativa realizada setenta y dos horas antes. Los aeropuertos españoles también están preparados para efectuar test de antígenos de COVID-19 a aquellos que no la tengan y que, como se ha informado, se exponen a una sanción. Este requisito se suma a los controles que para contener la pandemia de coronavirus se llevan a cabo en todos los pasajeros internacionales en los puntos de entrada.

Así, se mantiene el control de temperatura, el control visual y el control documental (el formulario de control sanitario), según la normativa establecida por el Ministerio de Sanidad. Las autoridades sanitarias esperan que la mayoría de personas que lleguen a España traigan su PCR hecha, ya que se ha informado ampliamente de la necesidad de cumplir este requisito para entrar en el país.

Bueno, todo indica que se dan los primeros pasos en un proceso aún muy incierto de reactivación del sector turístico. Sigamos atentos a la aplicación de estas medidas básicas para la seguridad y que deben servir para compatibilizar ese principio de salud con el de la productividad laboral y económica.

Es decisivo, por tanto, cumplir con las indicaciones para que el engranaje funcione. Son las exigencias de un tiempo nuevo en el que, a la espera de soluciones estables y confiables, marcarán un desempeño distinto al que hasta ahora hemos conocido. Canarias ya conoce lo que son las carencias básicas de su principal sector productivo: no hay turistas, no hay negocio. Ha sufrido más de un semestre de aeropuertos y puertos con apenas actividad, de establecimientos vacíos y de evidentes limitaciones en casi todos los campos.

El objetivo debe seguir siendo constituir un destino diferenciado, con una oferta propia y diversa, al alcance de la clase media europea. Llama la atención que en una encuesta realizada por la firma especializada, holidayguru.es, cuando se pregunta a los turistas por la imposición a cualquier viajero por parte del Gobierno de Canarias de presentar, o bien un test de antígenos o una prueba PCR con resultado negativo, un 53 % considera que igualmente viajarían al archipiélago, frente al 47% restante que decidirán no hacerlo al tener que presentar dicha prueba.

Es cierto que la la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) ha solicitado al Gobierno que los test de antígenos (prueba más rápida y más barata que la PCR), sean incluidos como prueba válida para los viajeros que deseen hacer una estancia en nuestro país. Y otra entidad, la Asociación de Viajes Emisoras de Producto Propio (Locos por viajar, su marca comercial) ha advertido que las nuevas regulaciones pueden lastrar el sector, pensando en la obligatoriedad para los ciudadanos españoles de realizar una prueba PCR al regreso de sus desplazamientos al extranjero, pero también deben ser conscientes de lo que está en juego y de la necesidad de hacer todos los esfuerzos posibles para no incurrir en nuevos riesgos y nuevos rebrotes.

Hay que prevenir y hay que ajustarse. Es mucho lo que está en juego.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario