DEPORTES Fútbol OBITUARIO SOCIEDAD

FÚTBOL | Muere Maradona a los 60 años de un paro cardiaco

EBFNoticias | Agencias |

Diego Armando Maradona ha muerto este miércoles día 25 de noviembre a los 60 años de edad debido a un paro cardiorrespiratorio, según adelantó el diario Clarín.

El legendario y controvertido jugador argentino, estaba un su domicilio recuperándose de una reciente intervención por un coagulo que sufrió recientemente.

Según las primeras informaciones, Maradona sufrió una «descompensación» a mediodía mientras estaba en su casa de Tigre, donde estaba pasando el postoperatorio de la seria operación a la que se sometió hace menos de un mes.

Los servicios de urgencia se trasladaron inmediatamente a su domicilio, donde intentaron reanimarle del paro cardíaco que, finalmente, se ha llevado a una de las mayores leyendas del deporte y posiblemente la mayor de Argentina, fuera del puro fútbol, de todos los tiempos.

 Maradona jugó en el Barcelona y Sevilla, y es considerado un dios en su país, por lo que su pérdida va a suponer una catarsis colectiva, ya que al exfutbolista casi se le permitía todo en esa Argentina que tanto lo idolatraba.

Controvertido, polémico y un genio con el balón, Maradona nunca dejó al mundo indiferente, ese mismo mundo que que asistía atónito a sus desplantes, sus controvertidas decisiones o caprichos.

El astro argentino es considerado el mayor futbolista de la historia, título que apenas se le discute con tan solo dos nombres, el del también argentino Leo Messi y el brasileño Pelé. Todos geniales en cada una de sus generaciones, pero Maradona gana este partido vital tanto dentro como fuera del campo, ambiente que nunca ha abandonado, puesto que en esta última etapa ejercía de entrenador.

Su paso a la historia como leyenda llegó en el Mundial de México 1986, cuando capitaneó a Argentina para ganar la Copa del Mundo. Su doblete contra Inglaterra en los cuartos de final del torneo, con un gol con la mano y otro recorriendo la mitad del campo mientras sorteaba defensas sin parar pasará a los libros de historia del deporte. Aquél gesto fue bautizado como «la mano de dios», ese dios que hoy deja huérfanos a todos sus fieles, tanto los futbolísticos como los de la iglesia que se ha erigido en su país en su honor.

Este 25 de noviembre ha muerto el hombre, y la leyenda con su pérdida crece mucho más.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario