Atención social Canarias Congreso de los Diputados Derechos sociales Inmigración NACIONAL Parlamento Partidos POLÍTICA SOCIEDAD

INMIGRACIÓN | Marlaska esquiva las peticiones de dimisión y anuncia que se investigará lo ocurrido en Arguineguín

Ana Oramas reprocha que se haya dejado a 200 personas en una plaza sin tener a dónde ir o comer y señala que Canarias vive un «drama humanitario» y que es «un polvorín, es un volcán, es una razón de estado»

EBFNoticias | Agencias | El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, ha escuchado en las últimas 24 horas varias petición de dimisión, tanto desde los partidos de la oposición, como algunos cercanos a su Gobierno.

Este miércoles, durante la Sesión de Control al Gobierno, se lo reclamó el PP y también CC a través de Ana Oramas. El motivo es el último capítulo controvertido relacionado con la crisis migratoria que padece Canarias y la responsabilidad de quién autorizó la salida este martes del puerto de Arguinegúin de más de 200 migrantes que fueron trasladados a Las Palmas sin un lugar para acogerlos y facilitarles la atención mínima.

Este incidente, del que dimos ayer cumplida cuenta a través de las redes sociales de Elblogodferoz, mediante material gráfico en el que se recogían imágenes y vídeos de la contradictoria medida, ha suscitado reacciones de todo tipo, entre la que se encuentra el descontento del presidente regional, Ángel Víctor Torres, y sus socios de Gobierno Román Rodríguez y Casimiro Curbelo, además de la petición de dimisión del ministro que se ha formulado desde Podemos.

La diputada de CC, Ana Oramas, le dijo este miércoles a Grande-Marlaska en el Congreso que en las islas se vive un «drama humanitario» que mantiene «atrapados» a 17.000 personas y que «Canarias es un polvorín, es un volcán, es una razón de estado».

La diputada nacionalista, además de pedir la dimisión del titular de Interior, solicitó la del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien ha sido muy discutido en el Archipiélago por su actitud ante esta crisis y la lentitud de reacción ante la misma.

Oramas fue muy crítica con el Ejecutivo central por «soltar a más de 200 personas en una plaza sin donde dormir ni comer», al margen de poner de relieve el hacinamiento que se está protagonizando en Arguineguín donde aún permanecen más de 2.000 personas llegas a las islas en las últimas semanas.

Grande-Marlaska aseguró, por su parte, que él no va a dimitir a raíz de la salida de más de 200 inmigrantes del muelle de Arguineguín, y ha explicó que su Ministerio está investigando lo ocurrido. Anunció que, si se demuestra que ha habido descoordinación, no tendrá «inconveniente en reconocerlo».

El minsitro dijo que este miércoles se trasladarán a otro grupo de alojados en Arguineguín en el campamento habilitado en Barranco Seco, donde se les realizará la PCR

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario