Administración local Consumo CORONAVIRUS | COVID-19 POLÍTICA Política Económica SANTA CRUZ Servicios públicos SOCIEDAD

SANTA CRUZ | EL PSOE vuelve a reclamar mascarillas y geles para más de 45.000 personas en exclusión

Los socialistas critican la falta de sensibilidad de Bermúdez, ajeno a los esfuerzos económicos que tienen que realizar las familias ante este nuevo gasto

EBFNoticias | El grupo municipal del PSOE en Santa Cruz, liderado por Patricia Hernández, presentará este viernes una moción al pleno del Ayuntamiento capitalino para reclamar mascarillas y gel para las más de 45.000 personas en situación de exclusión social que hay en el municipio, frente a la falta de medidas del alcalde Bermúdez (CC), que permanece ajeno a la realidad de los vecinos.

«Una cuarta parte de la población de Santa Cruz está enfrentándose a una situación de vulnerabilidad social sin precedentes que se ve agravada por la desidia de la corporación local, que hasta hoy no ha tomado ninguna medida para que las familias puedan acceder a mascarillas y geles de forma regular», expresó la concejala socialista Marta Arocha, que pidió priorizar aquellas familias con menores a cargo, personas mayores de 65 años y personas pertenecientes a grupos de riesgo.

Para ello, propuso el PSOE, el Ayuntamiento puede disponer del porcentaje de bonificación previsto en el convenio suscrito por el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) con la empresa Dinosol, bien entregando tarjetas nuevas para este fin o aumentando las cantidades previstas en las tarjetas ya existentes.

Si eso no fuese posible, el PSOE también ha propuesto utilizar los recursos económicos procedentes de las diferentes subvenciones destinadas a gastos de emergencia social otorgadas por el Gobierno de Canarias y por el Cabildo de Tenerife, con ocasión de la situación de crisis sanitaria y social generada por la Covid 19.

Arocha explica que, para una familia, comprar mascarillas homologadas y aptas para hacer frente al virus puede llegar a ser más caro que pagar la factura de la luz, del agua o del teléfono y asegura que existen muchas familias vulnerables en este municipio que no pueden hacer frente a ese gasto.

«El coste en una familia de cuatro miembros puede llegar a los 115 euros mensuales. Si además dentro de esa familia hay algún miembro que por ser grupo de riesgo necesita mayor protección y tiene que optar por las mascarillas superiores (las FPP2), entonces el gasto mensual asciende a 266 euros lo que supone unos 1380 € ó 3192 € anuales dependiendo del tipo de mascarillas, según cálculos de la entidad», explicó Arocha.

Llegados a esta situación, son muchas las familias que al no tener capacidad económica suficiente acaban utilizando las mascarillas de forma incorrecta, lo que supone exponerse tanto al COVID-19 como a muchos otros patógenos dañinos para nuestra salud.

De hecho, la inhalación continuada de virus y bacterias acumuladas en las mascarillas, sumado a la falta de efectividad derivada de su uso excesivo, predispone a nuestro organismo a padecer otras enfermedades, como puede ser la neumonía bacteriana o vírica tal y como ponen de manifiesto médicos neumólogos consultados.