Administración local Atención social CORONAVIRUS | COVID-19 DEPORTES Derechos sociales Familia/Infancia POLÍTICA SANTA CRUZ

SANTA CRUZ | El Consistorio supervisa, en coordinación con la Policía Local, las instalaciones deportivas  

El área de Deportes reforzará próximamente esta medida con un servicio itinerante que revisará el cumplimiento de la normativa vigente por parte de clubes y usuarios

EBFNoticias | El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife supervisa, desde hace varias semanas, las instalaciones municipales deportivas de la capital. Se trata de un servicio de prevención coordinado entre el área de Deportes y la Policía Local que tiene como objetivo el cumplimiento de las normas y protocolos que establecen las autoridades sanitarias con el fin de contener la pandemia del coronavirus (COVID-19).

La concejala de Deportes, Alicia Cebrián, indica que «desgraciadamente, hemos detectado varios casos de incumplimientos y malos usos de algunas canchas y campos de fútbol de Santa Cruz, por lo que hemos solicitado la colaboración de los clubes para que sean responsables y acaten las normas. Nuestra principal preocupación es la salud de los usuarios, ya que estamos ante un problema de salud ante el que solo cabe tomar medidas de prevención con el fin de mantener controlados los contagios».

La edil subraya que «cuanto más se respeten los protocolos, antes se podrá volver a la actividad normal en las instalaciones. Es algo que nos atañe a todos y agradezco la colaboración de los clubes y usuarios que velan por el cumplimiento de las normas. También hay que resaltar la implicación de la Policía Local, que se está volcando a diario en la solución de este problema».

En cualquier caso, Alicia Cebrián indicó que Deportes reforzará estas medidas próximamente y manifiesta que se pondrá en marcha «un servicio itinerante que complementará, a través de revisiones, el cumplimiento de la normativa vigente en todas las instalaciones deportivas del municipio», concluyó.

Escuelas municipales

Por otra parte, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, acompañado por la concejala de Acción Social, Rosario González, y los concejales de los distritos Ofra-Costa Sur, Gladis de León, y del Suroeste, Javier Rivero, visitó esta mañana las escuelas infantiles municipales, Faina y Tara, para comprobar el grado de ejecución de las obras necesarias para adaptar sus dependencias a los obligados protocolos COVID-19, así como la contratación de nuevo personal que haga posible el menor ratio en las aulas y el procedimiento de «aulas burbujas», para garantizar el menor contacto entre los menores.

Bermúdez afirmó que «para la estricta observancia de las medidas y protocolos dictados por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, hemos procedido a realizar obras para ampliar los espacios necesarios en las escuelas infantiles de titularidad municipal, Faina y Tara», y añadió que también se ha llevado a cabo «la contratación de personal para cumplir con la normativa COVID, por lo que en la actualidad se dará servicio a 55 niñas y niños, con la intención de ir ampliando a la lista de espera hasta completar el número total de plazas».

Hay que recordar que estas contrataciones, tanto de obras como de personal, han sido posibles con esta celeridad gracias a la aplicación del decreto de emergencia social, aprobado el pasado 27 de julio por la Junta de Gobierno, mediante el cual se facilitan las contrataciones, ayudas y subvenciones del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) con la finalidad de abordar la crisis producida por el COVID-19. Gracias a la misma, se justifica la necesidad de actuar de manera inmediata, al amparo de lo previsto en los artículos 29 de la Ley 16/2019, de 2 de mayo, de Servicios Sociales de Canarias.

El pasado 17 de agosto se inician las obras de carácter urgente de adecuación en zonas interiores y exteriores de las escuelas infantiles, a fin de garantizar la calidad de las dependencias interiores de los grupos estables o «burbujas» y permitir la utilización de espacios al aire libre y de todos los patios, distribuidos en diferentes zonas de cada uno de los centros de Ofra y de Añaza.

La finalización de las actuaciones contempladas en el Protocolo de Prevención y Organización de la Actividad Educativa Presencial COVID-19 tuvo lugar el pasado 18 de septiembre y el 23 de ese mismo mes se emite informe indicando que «procede el inicio de la actividad educativa por lo que se da traslado a la Sección Administrativa».

Pero para ello, y dentro del acuerdo de emergencia social, se procede también a la ampliación de personal con la contratación de 4 educadores y 1 limpiador, por importe de 10.560 euros cada mes, para cada uno de los centros, a la empresa que lleva la adjudicación desde enero del año 2016, dado que disponía con carácter inmediato de los medios personales suficientes para acometer esta exigencia en la entrada en funcionamiento de este importantísimo servicio que presta el Ayuntamiento de Santa cruz de Tenerife.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario