Comunicación Cultura Marketing Motor Periodismo Prensa Publicidad SOCIEDAD

VIAJES | ENTRE MAPAS Y CANDILES | De la importancia del color. Aspecto y autenticidad. Con la BMW K1600 Bagger Grand America al Faro de Ajo

Faro de Gracia, Cádiz | Foto: Guillermo Ariza.
No puede empezar esta nueva singladura sin mostrarme de a poco.
En tantos años, no he sido capaz de arrimarme al principio, de ser capaz de entender la Belleza de lo simple.
Siempre defendí la mística de nuestras Tierras, su grandeza. Así llevo años buscando Luces. Faros que me han acompañado, que no me han quitado el sueño o sí. Hablaré de Ellos y de Alísios, de mí en definitiva.
Espero navegar Hierros y Gomeras.
Fueron estas y las demás, Islas mías.
Lo siguen siendo…

EBFNoticias | Guillermo Ariza | Reza el refrán, sabio como todo el refranero español: “Para gustos los colores”. Lo cierto es que va de colores la cosa. No hará dos meses que, a un supuesto artista, a un prófugo de pinceles, a un desertor de la belleza, a un desconocedor de aceites y lienzos, se le iluminaron ánimo e inspiración y confabulado con el Gobierno cántabro, decidió prostituir con mil colores un faro. Le tocó a Ajo y a su Luz servir de cobaya para tan nefasto experimento artístico.

Sur de Tenerife. BMW R 1200 GS | Foto: Guillermo Ariza

Como cualquier cuestión que se somete al arbitrio del respetable llega inundada por falsos dogmas y de un criterio más que discutible. Se han vuelto a dividir unos y otros a favor o en contra de las pasiones creativas de este indocumentado (me refiero al supuesto pintor que no a un presidente mucho más cercano a las anchoas que a cualquier manifestación plástica…). El hecho es que han profanado el Faro. Y es que el Faro de Ajo no es sólo una construcción blanca y cilíndrica.

Puerto de La Gomera. Fred Olsen. | Foto: Guillermo Ariza

Cualquier faro, baliza, señal de niebla o sonora, deben su esencia, su razón de ser a la ayuda que proporcionan a la navegación. Y lo hacen desde su belleza y humildad. No sólo dan consuelo en noches negras, que cuando amanece se convierten en otra paz distinta a través de sus formas, de su aspecto, de su color. Largan de noche haces de luz exactos, destellos mágicos para los que por unas cuestiones u otras andan solos en el Oscuro. Y ya de amanecida, marinos y marineros se fijan, se arropan en Ellos porque conocen sus formas, sus colores únicos.

Sabias palabras. Tan sabias como nuestro refranero, sentidas y dichas por Mario Sanz Cruz. Uno de los pocos fareros que quedan en nuestras costas. Palabras escupidas con esa mezcla que sólo algunos tienen. Perplejidad que nace de la sabiduría, de la pena, la rabia…

Entrarán muchos, sin duda, a bucear en la manida dicotomía de lo que es arte o deja de serlo. Nos hablarán desde la impostura, desde el dogmatismo que pretende adoctrinarnos con lo que debe ser o no, de la necesidad de sentirse parte de esa verdad primera llamada trasgresión.

Amanecer en la Isla de El Hierro. | Foto: Guillermo Ariza

Pero no vale todo, señores. No vale inundar de mediocridad obscena un patrimonio del que no se es dueño. Que es nuestro. De los que venimos soñándolos de largo. Sobran artistas de medio pelo y falta respeto.

Viajo estos días inciertos con la K 1600 Bagger Grand America. Es lo que es, es como es. Es Ella… Los habrá que suspiren por sus líneas, los habrá que no. Yo declaro mi admiración por esta BMW.

Par infinito, empuje brutal, líneas agresivas y quizá para algunos discutibles, comodidad a prueba de kilómetros y millas náuticas, y vestida en este caso de Plata Hockenheim. Así llaman en nuestra Casa a este color impresionante. Es así y así debe seguir siendo. Resultaría otra iniquidad disfrazarla de algo que le sobra. Y es que faltan artistas y sobran horteras.

Quien quiera desparramar su “arte” que lo haga, pero que se olvide de faros, de motos, de tantísimas cosas. Que decore cualquiera de los paños del salón de su casa y deje de darnos la murga, de insultar nuestra concepción de lo auténtico.

Faro de La Mesa Roldán. BMW K 1600 Bagger | Foto: Guillermo Ariza

Qué hubiera sido de la Bagger vestida de carnaval siniestro, de mediocridad, de los mil colores con los que han herido al Faro de Ajo. Cambiarán las tornas. Volverá a ser blanco, del color del cemento y la plata.

Opiniones y hechos. Más controversia. El Faro y esta moto son tan míos como de los que los quieren. Y son bellos en sí mismos. Es mi opinión sin duda. El hecho es que sobran profanadores y falsos artistas, prófugos de lo limpio, desertores de lo cierto, ignorantes de aceites y lienzos.

No quiera Dios que a este personaje se le ocurra darle un aire más actual a la Catedral de Ciudad Rodrigo, o a la Laguna. Pongo por caso…

Desde uno de los faros del norte de nuestra Tierra.

Gracias como siempre a BMW Ibérica, Motolid, Movilnorte, Autoservicio del Motorista, TRI Motos, Onda Cero, Fred Olsen y a los que siempre viajan conmigo…

Lanzarote. Pechiguera | Foto: Guillermo Ariza

 

Willy Sloe Gin

Instagram: @entremapasycandiles

www.entremapasycandiles.blogspot.com

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario