FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Nuevo césped | Salvador García Llanos

La noticia lo es por partida doble: van a renovar, al cabo de casi veinte años, el césped artificial del campo El Peñón y y el área de Deportes del Ayuntamiento lo hará después de que la corporación municipal aprobase por unanimidad una modificación de créditos presupuestaria por importe de doscientos setenta y ocho mil euros, que será lo que cuesten los trabajos de la nueva instalación. Solo un reparo: el cuándo. Lo desarrollamos más adelante.

La necesidad de la reposición saltaba a la vista. Los usuarios de la instalación, resignados, casi desesperaban. Era una situación límite, como lo prueba el que los técnicos de los filiales de la Unión Deportiva Las Palmas se plantaron en cierta ocasión y la denunciaron después de un partido en el que los jugadores mostraban al final los efectos en los pies de aquel “césped infame”. Después de aquella denuncia, no mejoraron las cosas y la saturación de uso empeoró el estado de la cancha. El desgaste del firme era evidente.

Hasta que se ha encendido la luz y han dado el primer paso para mejorar el firme y dejar el campo en mejores condiciones de uso y seguridad. El césped de El Peñón fue instalado hace ya dieciocho años, aunque su vida útil prevista era de solo doce años. Como indican los informes técnicos municipales, el pavimento sufre actualmente un grave deterioro debido, entre otras causas, al uso intensivo que ha soportado desde su instalación, tanto para entrenamiento como para competiciones, durante once meses al año de lunes a domingo. El concejal de Deportes, Alberto Cabo, ha recordado que más de veinte equipos, con un número total de licencias federativas superior a las trescientas, utilizan habitualmente la instalación, a lo que hay que añadir otros usos deportivos y no deportivos, como los diferentes conciertos y eventos que se celebran en el recinto. Asimismo, según explican desde el área de Deportes del Ayuntamiento, tanto la exposición constante al sol y a la sal del mar, como las deficiencias de mantenimiento, han contribuido de manera importante al mal estado actual del firme, que presenta exceso de abrasividad, discontinuidad del material, desniveles y obstáculos, a pesar de los diferentes parcheos que se han realizado. La dotación de crédito aprobada por el pleno municipal, que previsiblemente será definitiva en las próximas semanas, permitirá contratar el proyecto, la dirección de obra, el suministro de césped artificial homologado por la FIFA y la propia ejecución de las obras, que, además de la retirada del pavimento actual y la instalación del nuevo firme, incluirá actuaciones complementarias, como la mejora del rendimiento del sistema de riego y el cambio de las rejillas de evacuación de agua, entre otras.

Para que la felicidad de la doble buena nueva no fuera completa, procede preguntarse ahora si la actuación coincide con el comienzo de la temporada balompédica y va a afectar al calendario de las competiciones y a los sistemas de entrenamiento. Las cuestiones: ¿cuánto tiempo estará El Peñón sin poder ser utilizado? ¿Hay cancha alternativa, en caso de que la coincidencia se prolongue? ¿Dispondrá la instalación de personal que se encargue del mantenimiento? ¿Habrá rigidez o flexibilidad para la realización de actividades de otro tipo?

Que se vaya pensando en ello. Ojalá El Peñón reverdeciera, en todos los sentidos. Al menos, hasta que desaparezca porque recordemos que en instrumentos de planeamiento está afectado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario