FIRMAS Joaquín 'Quino' Hernández

OPINIÓN | EL BAR DE PEPE | ¡Oído cocina! | Joaquín Hernández |

Luis Bárcenas

En el organigrama de la mafia el Don es el jefe de la familia, el Sottocapo es el sustituto del Don en caso de que esté incapacitado, los Consigleire son los que aconsejan y asesoran al Don en decisiones importantes, el Caporegime es el superior del Capodecime el cual dirige y una decena de hombres, luego el Soldato que son los sicarios y los Associati aspirantes a Soldatos. Todos los gobiernos del mundo tienen similar estructura.

La operación “Kitchen” pone en descubierto las cloacas del Estado en el sentido mafioso más increíble. Es una trama que seguro servirá para un guion de película sobre espionaje y traición.

Para los no iniciados les resumo el tema: Todo empieza con el descubrimiento de un pendrive en la casa del excomisario José Manuel Villarejo, en el cual se hablaba de un operativo policial denominado ‘Kitchen’ y que tenía como objetivo un operativo policial denominado ‘Kitchen’ y que tenía como objetivo la localización de documentos, así como el descubrimiento de actividades de interés policial-judicial, relacionadas con la actividad del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas. la ‘Operación Kitchen’ se fraguó en 2013, cuando Ignacio Cosidó era director de la Policía Nacional. Por entonces, Jorge Fernández Díaz era ministro del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy, Francisco Martínez ejercía de secretario de Estado de Seguridad y Eugenio Pino era director adjunto operativo (DAO) de la policía.

Por lo visto el principal artífice fue el chofer y guardaespaldas de la señora Bárcenas, Sergio Ríos, alias el cocinero, el Gitano o en clave 007 el agente K2 el espía que surgió de la nada, cobraba sustanciosas cantidades, provenientes de los fondos reservados del Ministerio del Interior para sustraer del domicilio información que pudiera tener guardada el ex tesorero del PP. Sin él, el operativo hubiera fracasado.

Los instigadores del plan acordaron que sin alguien de confianza de la familia Bárcenas era imposible acceder el objetivo. Primero, porque se desconocía dónde el extesorero podría esconder todo el material sensible y después porque una vez localizado tendría que ser alguien de dentro quien lo sustrajera. Era mediados del 2013 y la posible existencia de una caja B en el PP, los llamados papeles de Bárcenas ya ocupaban portadas.

La oferta fue tan cojonuda que el agente K2 no pudo resistirse a la tentación de traicionar al que había sido su jefe. Un pago mensual de 2.000 euros hasta terminar el “encargo”, posteriormente la entrada, por la puerta de atrás, en el Cuerpo Nacional de Policía, dietas con las que se permitía comidas en marisquerías, gastos de puticlub y otros “pequeños” caprichos que ascendieron a 57.000 euros de la pasta reservada de Jorge Fernández, exministro del interior del gobierno de Rajoy. Y así fue. Escuchó todas las conversaciones de la familia Bárcenas, copió sus teléfonos y logró aprobar para Policía, donde actualmente está en activo.

Lo que no podían suponer, o eran tan estúpidos que no creyeron nunca abandonar el poder, que con el tiempo los nuevos moradores de la Moncloa iban a bajar a las cloacas y levantar toda la mierda de un partido mafioso.  Ahora se encuentran investigados la exministra y exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal y el exministro de Interior Jorge Fernández Díaz.

Imputados: Francisco Martínez, ex secretario de estado de Seguridad.

Eugenio Pino, director adjunto operativo de la Policía.

José Ángel Fuentes Gago, el director adjunto operativo de la Policía.

Bonifacio Díaz Sevillano, director adjunto operativo de la Policía.

Marcelino Martín Blas, exjefe de la unidad Asuntos Internos. El nombre del expresidente Mariano Rajoy aparece en reiteradas ocasiones en conversaciones ‘pinchadas’ a Villarejo.

Sin embargo, nada es nuevo, para los que tenemos “memoria histórica” aquí no se salva ni el tato.

Les voy a recordar que estando Felipe González en el gobierno organizó el GAL, puso a funcionar las cloacas del Estado con tanta idiotez que al frente de la operación colocó a «Mortadelo y Filemón» (Anadón y Compañía), que el ex ministro del interior, Corcuera, regalaba, por navidad, a las mujeres de sus colaboradores joyas y visones, etc.

Que Felipe González, utilizando los fondos reservados hizo inversiones junto a su socio Carlos Andrés Pérez en la isla Margarita en Venezuela, que fue el que acuñó la frase «en política vale todo».

Que fue el propio Psoe el primero en utilizar la financiación ilegal, Filesa, Time Sport, fueron las empresas que blanqueaban las comisiones de las empresas que pagaban al Psoe en virtud de los contratos «recibidos» a dedo.

No olvide que Susana Díaz y la totalidad de la cúpula socialista hicieron lo nunca visto, demostrar que el golpe de mano no era solo cuestión de la ultraderecha, también lo podía hacer la izquierda y desde su propio partido.

No olvidemos nunca los ERE en Andalucía, vergüenza que llevaremos todos los socialistas por los siglos de los siglos, connivencia mafiosa, banda organizada de ladrones, putas y drogas a costa del pueblo andaluz, así lo pagamos en Andalucía y es por eso por lo que gobierna la ultraderecha.

Es sano criticar desde nuestra opinión la política mafiosa del PP, pero dar lecciones de ética ¿nosotros? ni de coña, yo por lo menos no me atrevo, porque si ponemos el ventilador en marcha, como decía mi compadre: «no va a haber mierda pa toos»…

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario