FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | En memoria de Sandy García Movilla | Salvador García Llanos

Salvador González Movilla

Era geólogo. Cursó el bachillerato en Barcelona y completó el Superior en el Puerto de la Cruz, donde su familia se había asentado en la segunda mitad de la década de los cincuenta. Estudió en la Complutense, de Madrid, y ejerció como profesor en la Universidad de La Laguna y en el Instituto ‘Agustín de Bethencourt’, del Puerto de la Cruz. Incursionó en política, fue candidato a la alcaldía en dos ocasiones (Izquierda Canaria Unida en el 87 e Izquierda Unida en el 95) y en otros tantos mandatos fue miembro de la corporación municipal.

Su inesperado fallecimiento, en la tarde del viernes, sacudió los círculos que frecuentaba. Sobrellevaba con entereza los achaques de salud que se sucedieron durante los últimos meses pero que no impidieron sus afanes e inquietudes culturales.

Salvador ‘Sandy’ González Movilla estuvo ligado a corrientes culturales, pacifistas y ecologistas. Tuvo a su cargo, durante muchos años, la coordinación de la tertulia “Encuentros en la izquierda”, desarrollada en varios escenarios de La Laguna. Perteneció a la junta directiva del Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC) en distintas etapas. Era uno de los habituales participantes en la tertulia ‘Ébano’ que se reúne los lunes en la localidad portuense. Colaboró con algunas publicaciones.

Un carácter afable y comprensivo llenaba su personalidad que siempre tenía espacio para sus compañeros, alumnos y amigos. Su talante progresista distinguía la tolerancia de la que hizo gala en todas sus actividades. Le gustaba contrastar ideas y moverse en las coordenadas de la racionalidad. Nada excluyente, su desempeño fue siempre ponderado en ámbitos profesionales, sociales y políticos.

Hay dos episodios de su paso por el municipalismo que vamos a recordar. En su primer mandato (1987-91), el Grupo Municipal Socialista perdió su mayoría. Hubo un momento que peligró la alcaldía de Félix Real González, de hecho hubo movimientos para producir una moción de censura que, al final, no fructificaron. Movilla estuvo en ellos pero no movió ficha. Al final, los socialistas mantuvieron el gobierno en virtud de una alianza con el único concejal del Centro Democráticos y Social (CDS), José Juan Cruz Torres y Movilla, disconforme con la recomposición del organigrama municipal y la revisión de facultades, llegó a pleitear sin éxito ante el Tribunal Supremo y el Constitucional.

En 1995, año de la censura. Obtuvo acta de concejal por Izquierda Unida. Mantuvimos los socialistas negociaciones con él para integrarse en el nuevo gobierno local. De hecho votó a favor de nuestra candidatura a la alcaldía en la sesión constitutiva. Pero fue insuficiente. Veintisiete días después, prosperó la censura interpuesta por PP y CC. Y nos fuimos a la oposición, donde Movilla mantuvo una tónica constructiva.

A lo largo de todos esos años, coincidimos en numerosas actividades sociales y culturales, especialmente en el IEHC. Quedan para el recuerdo las discrepancias mantenidas en la tertulia ‘Ébano’ en torno a la autodeterminación de Catalunya.

Nunca pensamos que los achaques de ‘Sandy’, que soportó con entereza, terminarían arrebatándole la vida. Este  domingo le damos el último adiós. Descanse en paz.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario