FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Cuando esto termine | Salvador García Llanos

Un espacio donde encontrarse, en el que compartir vivencias, un lugar para expresar lo que sugerían los sueños, las ambiciones, los fracasos, los miedos, lo desconocido… los derivados de la pandemia. Ahí surgió, con un título finalista que recomendaba avanzar, a ver qué pasa, “Cuando esto termine”, en el que confluían varios autores, impulsados por Leo Rodríguez quien pensó había llegado un buen momento para dar voz a lo que nos ocurría por dentro. Las letras eran la excusa perfecta de la creatividad indómita.
En Casa Lercaro, de La Orotava, el pasado viernes todo tenía explicación. DelMedio Ediciones convocaba a repasar textos y escrituras. Cuarenta y tres personas se atrevieron a contar lo que estaban viviendo en aquellos días de zozobra e inquietudes, lo que pesaban qué ocurriría, lo que anhelaban que ocurriese. Cuarenta y tres historias con voz propia, pletóricas de verdad y sentimiento. El confinamiento fue así, quedó descrito de forma tan dispar, tan atrayente.
Si a ello se una la fotografía, la imagen que fue refugio de tantas escenas que brotaban espontáneamente, desde balcones, terrazas y ventanas, o en algunas esporádicas salidas en busca del aire que se necesitaba, lo vivido en aquel período tan extraño para todos, absolutamente todos, el reflejo de la intensidad y de la incertidumbre, de las ganas, quedó plasmado en una obra coral, sencilla y directa.
El descubrimiento de las personalidades. El mundo raro. Un libro “en crudo”, sin correcciones ni ediciones, solo con los sentimientos que surgieron y que DelMedio Ediciones quiso enmarcar en esta obra. Para que cuando todo termine, recordemos que lo mejor de nosotros surgió en el peor momento, cuando el mundo se paró.
Cuando esto termine es una suma de relatos nacidos de un sueño plural y evocador, y una de las apuestas más deseadas por la firma editorial que va creciendo con probado amor a la innovación, a las escrituras capaces de enganchar porque traen frescura y ganas de romper. Porque, ojalá así sea, cuando todo haya de terminar, los anhelos del mundo, no sean jamás, ladrillos oscuros en la fachada luminosa de la esperanza.
Y es que los sueños no pueden ser únicamente utopías, como se explicita en la sinopsis de la obra. Soñar debería transformar aquel deseo dibujado en tu cabeza, más que en una excusa para saberte libre, en un derecho de vida, en una certidumbre absoluta. Todas y cada una de las personas que han participado en Cuando esto termine, han convertido un sueño pasajero en el paisaje hecho de palabras que disfrutarás en estas páginas. Han sido, lo son porque han imaginado serlo, constructores de un presente que desean con todas sus fuerzas, de un futuro elevado a voluntad al cielo, igual que una montaña gigante araña las nubes, de un pretérito que lejos de ser perfecto, es sólo el camino olvidado o transitado o amado. Simplemente vivido.
Cuando esto termine entraña una invitación a zambullirse en las aguas sinceras, imaginativas, divertidas y libres que agitan nuestra convivencia cotidiana después de una experiencia polimórfica. Es una invitación para acercarnos sin reservas, paladeando cada frase, casi cada palabra, con actitud probada para compartir la experiencia, para sentirse partícipe de ella. Como si las ensoñaciones hubieran quedado marcadas a fuego en la piel de cada historia.
Por último, unas breves líneas sobre Leo Rodríguez (La Orotava, 1986) maestro, músico y musicoterapeuta y fundador de JaLeo producciones. Ha sido parte fundamental en la renovación cultural villera e impulsor decisivo de los colectivos organizadores de los más importantes eventos festivos (Alfombras de La Orotava, Batalla de polkas, Unidad didáctica de “las fiestas de mi pueblo” en los centros educativos…) y promotor independiente de infinidad de eventos de toda índole en la isla. Además, se encarga de la gestión y programación de la sala La Parte Baja. En el mundo de la literatura, es autor de varios libros didácticos sobre la historia de municipios de la isla y se estrena como coordinador en la edición de Cuando esto termine, la resultante de un trabajo colectivo singular cuya acogida será muy positiva, seguro.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario