FIRMAS Joaquín 'Quino' Hernández

OPINIÓN | El bar de Pepe | Las tertulias, los zoquetes y la de radio | Joaquín Hernández

Que las emisoras de radio y tv están mediatizadas, sometidas a la pasta gansa de las instituciones públicas, de los partidos políticos, de la iglesia y de la publicidad; es bien sabido por todos. Dependerá de los intereses de cada emisora, su signo y su color, al utilizan el ventilador de mierda a su conveniencia y para conseguir la pasta de los “otros” de “los buenos”

Desde el moderador hasta el técnico parecen pensar lo mismo sobre el tema a debatir, las mismas opiniones, las mismas risas e incluso las mismas soluciones sobre el problema, en definitiva; un encefalograma plano radiofónico televisivo, matar a la audiencia de aburrimiento.

El cazurro de turno se sienta ante la alcachofa, léase micrófono, empieza a impartir sus mediocres opiniones sobre cualquier tema, lo mismo le da que sea de política, economía, etcétera, y además con tanta rotundidad en sus manifestaciones que hasta él mismo se lo cree. Normalmente estas opiniones están marcadas bajo la directriz de la consigna expresa del director de la emisora, de los intereses políticos o económicos, en definitiva; la tertulia se convierte en tal martingala invertida que insulta la inteligencia del menos avispado oyente

Los hay que su demagogia barata resulta vomitiva hasta la náusea, los que se consideran estar en posesión de toda la verdad que al parecer tienen  patentada y que sólo sirve para desacreditar con toda clase de improperios al partido político contrario, te dicen con su cara dura que para que en España todo vaya bien se necesita que gobierne Cc y  y la pera limonera; resultando que ahora estamos todos súper jodidos pero si gobierna Manolito todos tendremos un súper –súper curro.

Hay días que tienes el cuerpo un poco masoquista y te da por poner la tertulia de Radio Mierda Independiente, por ejemplo, y te dan ganas de hacerte “maquis” echarte al monte o el harakiri. A poco que cambies el dial te encuentras con otra cadena local y sueñas con la soberanía plena y todos con chilabas y turbantes, las mujeres con el burka y arrodillados, cara a la Meca, rezando a Ala.

La mejor es la tertulia de pollaboba iluminado por la gracia de Dios, ahí es donde se reúnen los salvadores de la patria. Comentaban la ayuda de la Unión Europea de tal forma que te preguntabas si esos zoquetes habían leído algo, se lo estaban inventando o lo que querían era joder más al personal. Al final me di cuenta de que no era ni una ni otra cosa, lo que ocurría es lo de siempre; no tenían puta idea de lo que comentaban. Pero el colmo es cuando llega el “erudito” y ya es para mear y no echar gota. El muy totufo empieza a dar clases magistrales sobre los superávits de las corporaciones locales, echando la culpa al gobierno de Sánchez de la falta de liquidez de ayuntamiento y cabildos o diputaciones, cuando la realidad es que la reforma constitucional del articulo 135 de la Constitución Española, efectuada por el gobierno de Zapatero con el apoyo del PP y Mariano Rajoy, limita el endeudamiento de las comunidades autónomas y corporaciones locales y por tal motivo tienen un techo de gasto del que no pueden pasar.

Al fin y al cabo ¿a quien coño le importa la putada que nos hizo Angela Merkel obligando y acojonando al bisoño de José Luis Rodriguez Zapatero? Estos garrulos ponen a parir al gobierno de Sánchez y creen que los oyentes son tan gilipollas como ellos que aún se creen que la gente sigue pensando aquello “como lo dice “a radio” pues es “verdad”, y hoy en día lo que dicen los tertulianos de radios de chochos y moscas no se lo creen ni hartos de grifa.

Por lo menos lo que se les debe pedir a esta cuadrilla de charlatanes de dos al cuarto, un poco de documentación, un mínimo de información antes de coger el micrófono y ponerse a largar, claro que tampoco se le puede pedir peras al limonero, si los dueños del chiringuito mediático tienen la misma preparación que sus “invitados” pues ya se sabe: de culo, en cuesta abajo, y sin frenos. Después a llorar al puto valle de los Caídos. Y un consejo; si creen que una emisora de radio puede subsistir a base de limosnas vía subvenciones o publicidad institucional es pan para hoy y ruina para mañana, venderse por un sándwich y una coca cola …

He decidido, rotunda e inapelablemente, no volver a escuchar ninguna tertulia radiofónica y volver a las tertulias del Bar de Pepe, entre cañas de cervecitas, vinito tinto del país, alguna que otra papita arrugá y poniendo a parir al presi, entrenador, director deportivo del Tete y todo lo que se menea, incluyendo a Pablo Casado, Pablo Iglesias, Abascal, y a la madre que pario a los dueños de tanta mierda de radiofonía que existe en las “ondas” al final acabamos echando unos chinos, de aquellos de “tres con las que saques”, y pagando el que pierde; que siempre suele ser el menda lerenda.

 

 

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario