Sanidad SOCIEDAD Sucesos

TACORONTE | Sanidad cierra la playa de El Pris por la aparición de restos de animales empleados en actos de santería

EBFNoticias | Tachi Izquierdo | La imagen que se pudo observar el pasado lunes en la costa tacorontera era más propia de una película de terror. En el enclave de El Pris, y al antojo de las olas, flotaban todo tipo de restos, que provocaron la consecuente llamada de alarma entre quienes observaron una escena inédita.

Fruto de las pesquisas de las autoridades municipales, el macabro balance de los restos de un posible acto de santería arrojó, entre otros, la cabeza de una cabra, partes de pollos y gallinas, y hasta unos restos de difícil identificación que podrían pertenecer a un perro o gato pequeño.

Semejante panorama ha provocado que las autoridades sanitarias tomaran la decisión de cerrar al baño dicha playa y la consiguiente reacción de rechazo de la población de este enclave pesquero.

De esta manera, a lo largo de esta semana se ha podido apreciar en este rincón del norte de Tenerife unas cintas de señalización que impiden el paso de bañistas y transeúntes, lo que ha generado el malestar de la ciudadanía.

En este sentido, en las redes sociales, y como consecuencia de la falta de información concreta respecto al verdadero origen de la medida adoptada, la ciudadanía especula sobre las razones del precinto de la zona de baño, sin que se le pase por la cabeza a buena parte de los ciudadanos, que se trata de rituales  de santería en los que, para colmo, se emplean animales.

Según algunos vecinos, no se trata de la primera vez que aparecen restos de semejantes prácticas, que son llevados a cabo por grupos que acceden a la playa en horas de madrugada, aprovechando la oscuridad de la noche y la tranquilidad de la zona.

La decisión de precintar la playa obedece, según las fuentes municipales consultadas, a las labores de limpieza en todo el lugar afectado, de manera que se garanticen todos los requisitos sanitarios tanto para transitar por la misma, como para el baño de los usuarios.

La Policía Local se ha encargado de investigar y recabar todos los elementos que conduzcan hacía la autoría de este ritual, que según algunos residentes, “no es la primera vez que se llevan a cabo en este lugar”, aunque precisan que “en otras ocasiones se emplearon gallinas o gallos, y no animales de mayor volumen como cabras o crías de gatos o perros”, lo que ha suscitado, si cabe, un mayor grado de rechazo entre quienes han tenido conocimiento de esta práctica.

En el ritual del pasado lunes, se cree  que sus protagonistas lo llevaron a cabo en la explanada del pequeño muelle del barrio, y que con la subida de la marea, los restos que abandonaron en la zona, fueron arrastrados hasta ser depositados en varios lugares, entre ellos, en la playa cercana.

Este tipo de ceremonias son, lamentablemente, muy frecuentes en la geografía insular, y en Tacoronte ya se han realizado en otros enclaves del municipio, como el caso que se registró a finales de septiembre del año pasado, en una vía de la zona de medianías, donde también se protagonizó otro macabro espectáculo que consistió el colgar varias lenguas de animales de varios árboles, clavadas y envueltas en una cinta roja, lo que también originó el rechazo y repulsa vecinal.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario