FIRMAS Marisol Ayala

OPINIÓN | Chapuza sanitaria | Marisol Ayala

Con 32 años, 186 kilos y una vida en continua lucha contra el sobrepeso que derivó en una operación quirúrgica para reducir su estómago, la mujer pensó que entrar al quirófano era dejar definitivamente atrás su cuerpo descontrolado que ya había puesto en peligro su vida. Para empezar ella entró al quirófano en enero del 2019 después de tres años y medio de espera luchando contra el miedo lógico de quien le ha dado mil vueltas a la cabeza, pero todo salió bien. La operaron en un centro concertado del SCS y estaba ilusionada. Había esperado tanto que pisar el quirófano supuso una alegría. Al fin, pensó.

A los dos años y medio de la intervención la paciente ya había perdido 55 kilos por su cuenta. Disciplina, toda. De hecho perdió en total 121 kilos. Estaba feliz sabedora, así le informó el cirujano, que cuando entrara de nuevo al quirófano para corregir la piel sobrante de la intervención quedaría como un pincel; los cincos centímetros que le cuelgan del estómago iban a desaparecer al igual que otros sobrantes en distintas partes del cuerpo. Lo cierto es que ya ha pasado un año y seis meses desde la intervención inicial y aunque su salud no se complica María del Pino, que así se llama la enferma, comienza a sufrir molestias, consecuencia de cicatrices que no acaban de cerrar. Su estética no es para exhibir y por eso sigue esperando que los cirujanos la llamen y concluyan su trabajo para poner punto final a su lucha. Lleva meses tratando de denunciar su estado porque “nadie entiende que a una persona se la opere en dos tiempos, meses y meses de distancia de una operación a otra; un disparate”.

Al final y eso ya es curioso, han sido los mismos médicos que la atienden quienes la han animado a denunciar públicamente su atropello.

“Pese a todo ha valido la pena”.

2 Comentarios

Clic aquí para publicar un comentario

  • TODO ES MENTIRA.
    La chapuza reina.
    Un truco muy eficaz para todos los que desfavorecen a la realidad es:
    VETAR TODO LO QUE LES DESAGRADA (A OÍDOS SORDOS) E IR ESCONDIENDO LAS MENTIRAS, MÁS Y MÁS, HASTA QUE POR LÓGICA QUEDE «LA VERDAD QUE LES INTERESA».
    Y lo llenan todo de trampas o de eufemismos manipuladores: banca ética, caza amoroso-ecologista, buscar fama que va contra la ética y es solidaria,etc.
    Pero aquí no acaba la cosa, sino que hay miles de SIRVIENTES ARRASTRADOS (que han perdido ya la dignidad) que hacen comentarios a favor de ellos y no a favor de la ética misma o de sus deberes éticos PISOTEADOS por ellos.
    Halagar tras eso es un acto estúpido.
    JOSE REPISO MOYANO

  • LA VERDAD ENSEÑA AL PUEBLO

    LA VERDAD enseña al pueblo todas las mentiras, males o errores que no se ven; y únicamente porque UNOS han estado “eternamente” interesados en que no se vean.

    Cada MENTIRA que existe socialmente, o sea, que está instalada en la sociedad CONLLEVA millones de beneficios para unos INTERESADOS (aprovechados de rentabilizar más y más tal mentira).

    En el esclavismo, por ejemplo, decir tú que todos somos iguales o hijos de Dios suponía el poner nerviosos a todos los poderes (con sus correspondientes guardias pretorianas y siervos o sirvientes-arrodillados del pueblo).

    Por eso la verdad siempre HA ESTADO PROHIBIDA (aún hoy) y no la permitirán ni la reconocerán porque, los siervos-comprados lamiendo la mierda que dejan atrás las mentiras, no lo permiten; así es, son… muy suyos: usando mis recursos públicos para VETARME y el agua que beben todos para llenarla de mierda-mentiras.Y encima se ponen de santitos. José Repiso Moyano