FIRMAS

OPINIÓN | Inaudita ignorancia | José Enrique Centén Martín

Las mascarillas obligatorias en la actualidad, muchas de ellas personalizadas, otras expresan diferentes opciones políticas. Pueden ser Blancas, Azules, Verdes, Negras, con distintas imágenes y símbolos, pero las hay con texto de Sanidad Pública, esas son un homenaje y reconocimiento a los que cuidaron, mimaron y lucharon para salvar miles de pacientes con COVID, estas personas anónimas sufrieron, enfermaron o fallecieron, para que después, algunas Comunidades Autónomas los ignoren y olviden el esfuerzo de los sanitarios, personal de limpieza, médicos o auxiliares: muchos fueron despedidos, a pocos se les ha reconocido su esfuerzo, salvo a los trepas de turno en la foto del IFEMA o de la Puerta del Sol en Madrid, y otras ciudades de España.  Estas simples mascarillas es un pequeño reconocimiento a todos ellos.

Los portadores de mascarillas azul o verde (colores del PP y VOX) con la bandera bicolor, esas marcan ostensiblemente su único interés, el patriotero, posiblemente también la llevan en pulsera, en el coche, cadena del perro…, y algunas personas en Centros de Salud también las llevan, siendo normalmente de edad, jubilados…, sin saber realmente lo que esos patrioteros pretenden, como pregonan en sus programas y declaraciones, Privatizar la Sanidad, que cada enfermo pague por ser atendido, jubilados a los que la salud les pasa factura por los años de trabajo, personas en riesgo, embarazadas, vacunación de niños y los medicamentos a los que tampoco tendrán acceso, porque desaparecerá la Atención Primaria en gran parte, se volverá a las Casas de Socorro como en la época de la dictadura, dictadura que esos elementos dicen ser herederos  añorando y deseando su retorno, con ellos la Seguridad Social desaparecerá quedando algunos Hospitales de Beneficencia. Incluso he visto repartidores de motos, uno de los trabajos más precarios que hay, tipos de trabajo que esos partidos enaltecen y apoyan por ser su ideario liberal, al facilitar el despido al albedrío del patrón, por estar enfermo, una caída de la moto o accidente de trabajo normal.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario