FIRMAS Joaquín 'Quino' Hernández

OPINIÓN | El bar de Pepe | Otra vez con el mismo rollo | Joaquín Hernández

Desde la crisis de la llamada guerra del Golfo, que dejó a Canarias en la puta miseria turística, he escuchado y se ha repetido la necesidad de crear un tour operador canario. ¿Por qué dar negocio a los operadores turísticos extranjeros si podíamos hacerlo nosotros?

La idea era buena y sólo se tenía que organizar el tema, primero la formación de infraestructura en toda Europa, oficinas en Londres, París, Berlín, Roma, Bruselas, Estocolmo, etc, etc, y en el mercado asiático, Tokio, Pekin. Al mismo tiempo una campaña de imagen de la islas importante, con folletos, tv, vallas publicitarias, prensa y radio, una compañía aérea de bandera y unos 300 empleados repartidos en todo el mundo.

En el programa de Rne en Canarias, se debatió intensamente y con profesionales de todos los sectores implicados, el tema de tour operador canario y la ventajas e inconvenientes. A esa cita radiofónica a  nivel regional, asistió el que fue director general del más potente tour operador mundial Nekerman Urlaubs Reinsen, (recientemente fallecido a la edad de 92 años)

Míster Reinsen intentaba convencer a las autoridades del gobierno canario presentes en el debate, así como  a los empresarios del sector, que se gastasen el dinero en renovar la planta hotelera, las infraestructura sanitarias, comunicaciones entre islas, formación del personal y que dejásemos de pensar en “pajaritos preñados”. Las palabras del Director General de Nekerman, perteneciente al extinto Thomas Cook Group, no sentaron bien en más de la mitad de los intervinientes, algunos con evidentes gestos de cabreo gritaba que “los canarios estábamos calificados y cualificados  y con experiencia suficiente para entrar en el mercado del tour operador”

Para zanjar la cuestión, Urlaubs Reinsen preguntó: ¿de qué presupuesto disponen ustedes para iniciar el proyecto?, la respuesta vino planteada con falta de datos, algunos daban unos datos, otros hablaban de “financiación europea”, otros del Gobierno Central y entre todos dieron una cifra.

Fue entonces cuando el inteligente Director General de Nekerman dio solamente una cifra que era el importe que significaba el presupuesto anual para hacer el folleto de las ofertas de los paquetes turísticos ofertados por ellos a todo el mundo. El asombro de todos los presentes fue apabullante, sólo el folleto de un importante tour operador doblaba el presupuesto inicial de la futura Operadora Turística Canaria (OPTUCA).

Se han hecho estudios de viabilidad, Miguel Zerolo en su etapa de Consejero de Turismo y Transporte del Gobierno de Canarias, fue un impulsor del tema, sin embargo siempre ocurría igual, aquí se prefería “un pájaro en mano que ciento volando”.

La unidad en el sector turístico no existía, a la hora de contratar Ashotel reunía a los hoteleros para que unificaran los precios y así hacer frente a las ofertas a la baja de las operadoras, todos llegaban a un acuerdo de mínimos, pero nunca lo hacían. Cuando contrataban lo hacían bajo la premisa que no se enterase la competencia de los precios que había contratado, unos por 10, otros por 9 y los menos por 12, en definitiva, cada uno por su lado y sálvese quien pueda.

Montar un tinglado como el de OPTUCA es ilusionante pero utópico, hacer competencia directa a los grandes tour operadores es hacer el harakiri al turismo en Canarias.

Ahora bien, si de lo que se trata es de volver a montar chiringuitos en el extranjero con un par de aviones desechos de Binter, y emplear a los 100 abraza farolas del gobierno y cabildos, pues no tengo nada que decir, con unos millones de euros tenemos bastante.

La pena es que mientras se habla de chorradas, de cortinas de humo, no escucho propuestas para construir viviendas sociales de promoción pública, residencias de ancianos públicas y gratuitas pagadas con el dinero de todos, incentivar el sector primario para la creación de puestos de trabajo y depender menos del exterior, guarderías públicas, creación una gran Universidad Laboral y de becas para la promoción de la formación profesional.

El turismo volverá, ya está llegando, se volverán a llenar los hoteles, se suavizaran los precios en destino a costa de la rebaja salarial a los ya sufridos empleados del sector.

Quizás el pueblo está empezando a ser consciente de que destruimos mucho por cada euro que nos entra a través de los turistas, el caso de hotel en la playa de la Tejita es una prueba evidente del hartazgo de la gente ante tantas cabronadas urbanísticas, en Canarias es posible que esté empezando aquello de que “AQUÍ NO VALE TODO”

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario