FIRMAS

OPINIÓN | Crisis? With Crisis? | Valerio Felipe

En el artículo de esta semana comienzo haciéndome varias preguntas, que espero contestar a lo largo del desarrollo de este escrito: ¿quién origina esta pandemia?, ¿quienes se benefician?, ¿quiénes la pagan?

Hasta el momento, la gran mayoría de los organismos internacionales, gobiernos, científicos, etc., coinciden en apuntar a la ciudad china de Wuhan (el cuento de los murciélagos).

¿Recuerdan?  laboratorios farmacéuticos, guerras biológicas, etc.

Hipótesis muchas, certezas depende del momento y de quién traslade la información. La respuesta veráz a esta cuestión, será el tiempo el que nos la de.

A la segunda cuestión, solo tenemos que observar la trayectoria, revalorización en bolsa, ventas y beneficios en este periodo. A modo de apunte les voy a trasladar un ranking de algunas que han tenido un crecimiento exagerado: Amazon, Microsoft, Tencent, Apple y Tesla. Netflix también está por ahí pero a larga distancia.

Nos queda preguntar a la hacienda pública por los impuestos que pagan estos. Cuatro americanas y una china.

Si quiero apuntar para la reflexión que para todas estas, no ha habido ni cierres, ni confinamiento ni nueva normalidad.

Han competido en situación de dominio, sin que ningún gobierno les haya obligado a cesar actividad, al igual que al tejido de pequeñas y medianas empresas que las han invitado a cerrar las puertas. Algunos ingenuos dirán que es imposible para un gobernante poner en línea de atraque a estos trasatlánticos. A modo de respuesta les doy una idea sencilla.

El transporte en cada país depende del ministerio correspondiente. Les han allanado el camino de forma brutal.

Y la competencia…

Y para responder a la tercera, lo más importante son las vidas que se han quedado en el camino, y lo secundario (la pasta), no creo que sea necesario tener un pensamiento crítico, ni siquiera una gran arquitectura intelectual. Los de siempre. Ellos se quedan con unos beneficios astronómicos y las perdidas las socializamos a base de impuestos a la clase media.

Y Europa, a por uvas.

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario