FIRMAS Joaquín 'Quino' Hernández

OPINIÓN | El bar de Pepe | Papá Cabildo y otros chicos del montón | Joaquín Hernández

Vivir en una isla se hace difícil, donde vayas tienes enfrente el horizonte si a esto le sumas que estás rodeado de Océano, llega un momento que sientes claustrofobia.

Pero aun eso se puede tolerar mediante uno o dos viajes al año al continente, lo que es inaguantable ademas de estar rodeado de agua por todas partes, es estar rodeado de mediocres y gilipollas y que a su vez se crean reyes del mambo y dilapiden, en lugar de administrar, la fortuna del pueblo.

Lo «gracioso» del tema es que se creen a pie juntillas que esos dineros son de ellos, y por tanto pueden hacer con él lo que le venga en gana.

Si algún político tuviera cojones, al entrar en cualquier ministerio, ayuntamiento, cabildos, diputaciones lo primero que tendría que hacer es una AUDITORIA (con mayúsculas) donde se investigue partida por partida la contabilidad, levantando el alfombrado del suelo y los tapices en las paredes para limpiar la mugre depositada por años de falta de higiene política, el día que se haga como debe hacerse con luz y taquígrafos, nos echaríamos las manos a la cabeza al ver el dinero, nuestro dinero como se despilfarra, se tira a la basura, y en el mejor de los casos se pierde por no utilizarlo.

Les pondré un pequeño ejemplo: El Cabildo de Tenerife con Coalición Canaria gobernando y con el apoyo del Psoe tinerfeño, en inútiles proyectos sobre la viabilidad de un tren cuyo recorrido será de 80 km (S/C. de Tenerife – Sur de la isla) se ha gastó en el año 2016, de nuestros dineros la friolera de 23 millones de euros (3.900 millones de las antiguas pesetas) en el proyecto inicial del famoso tren,  y aún en el año 2020, no se ha movido una sola piedra, ni una puñetera excavadora y ya no hemos gastado 23 millones de  euros. Pero ahí no termina la cosa, resulta que el Ministerio de Fomento del Gobierno central encargó redactar el mismo proyecto para el que se designó, con cargo a los presupuestos del 2016, la cantidad 860.000 euros.

Si seguimos observando el proyecto inicial, lo peor es lo que nos viene encima que se llama 3.000 millones de euros que es lo que dicen nos costará un tren con 80 km de recorrido, lo que quiere decir que cada km, nos viene saliendo unos 37.500.000 euros.

Si tenemos en cuenta que el tren de alta velocidad, el Ave Madrid – Barcelona sale más barato, ya que 621 km costó 5.526 millones de euros, a unos 8.900.000 euros km de ave y si el tren que está proyectado para cubrir la zona sur de la isla de Tenerife no es ni por asomo un Ave, entre otras cosas porque no tendría sentido un tren de alta velocidad para recorrer escasos 80 km, el valor por km es desorbitado pero yo les aseguro que al paso que vamos, Mayo de 2020, cuando se termine, si Dios me da salud y vida, les contaré a ustedes por cuanto nos ha salido el «tranvía», si tenemos en cuenta que sin poner una puta vía, ya llevamos la biblia en verso…

El caso de Carlos Alonso y sus boys es de manual de operaciones de libro del político mediocre, cuyo paso por el Cabildo Tinerfeño debería entrar en los anales del vodevil isleño del despilfarro a tutiplén, si no que se lo cuenten a Miguel Concepción y los celebres terrenos para la construcción de la ciudad deportiva del CD Tenerife SAD, un verdadero disparate donde se han gastado una veintena de millones de euros y solo se han sacado la foto poniendo la primera piedra, cuando salte a la luz pública los entramados de esta operación “deportes para todos”, habrá que pedirle al fiscal anticorrupción que investigue, de oficio, los dineros públicos que se han destinado a una Sociedad Anónima Deportiva, cesión del Heliodoro Rodríguez López, etc etc. etc.

Pero claro que si el nuevo equipo gobernante del Cabildo, la coalición de partidos liderados por el Psoe, no hace nada, ni siquiera una gran auditoria del despilfarro, si Pedro Manuel Martín Domínguez mira hacia otro lado, si no quiere saber nada y no levanta las alfombras del Palacio Insular, tendremos que pensar que no solo era culpable Coalición Canaria, también lo era el Psoe, socio de gobierno con los coalicioneros, que por callar omitió su derecho a gestionar eficazmente nuestro dinero, el dinero de todos, el dinero público.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario