FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Destinos turísticos, a prepararse | Salvador García Llanos

¿Cómo serán los destinos turísticos en el futuro? La gran pregunta. De los promotores, de los profesionales, de los trabajadores, de las instituciones, de las agencias, de las empresas… No se trata de jugar a futurólogos sino de ser conscientes de una nueva realidad a raíz de la disrupción generada por la COVID-19 que, entre otras muchas cosas, ha incidido en el desarrollo turístico global.
En ese sentido, se conviene en que el turismo del futuro será de mayor proximidad en el que la seguridad sanitaria será un factor esencial. Se va aceptando la idea de que el papel del turismo nacional y local es determinante para remontar. Los territorios alejados de multitudes y con potencialidades tienen una estupenda oportunidad en una costosa fase de incertidumbre. Hay que enamorar al cliente y tratar de fidelizarlo. Sembrar para cosechar.
La seguridad, ese bien del que tanto hemos presumido en el pasado, tiene ahora esa connotación sanitaria que es imprescindible cuidar. Por eso, desde las administraciones y el ámbito empresarial habrá que esmerarse en formar al personal del sector en el empleo de nuevas tecnologías y protocolos sanitarios. Como será necesario que las empresas y el sector en general estén informados en torno a la demanda a través de la inclusión de sistemas inteligentes como pasaportes sanitarios, sistemas de control de temperatura, señalética y aplicaciones con notificaciones push para mantener en todo momento informados a los turistas sobre la situación, normativas y protocolos.
Y ya puestos, es muy importante transformar el entorno a través de la implementación de nuevas tecnologías que sustituyan a los procesos donde exista mayor contacto potencial (check in / check out) y de objetos (móvil conectado al hotel para gestionar puertas o luces) o la reducción efectiva de aforos y sistemas automatizados de control y gestión, algunos de los cuales ya funcionan y se encuentran disponibles en el mercado.
Estos son algunos deberes con los que afrontar la nueva realidad turística. Ahora hay que plantearse el desarrollo de estrategias de productos, entre ellas las relativas a desestacionalización, cómo adaptarla y acomodarla. Ahí es indispensable planificar bien los recursos y hacer de ellos un cuidado y adecuado uso de los naturales (paisaje, deporte, aire libre, senderismo, actividades agropecuarias…) y de los que ya resultan tradicionales y sostenibles como la cultura, el patrimonio o la gastronomía.
Las promociones serán decisivas para acertar con las demandas. ¿Qué quieren, qué buscan, que ofrecemos?, son las preguntas. O sea, entenderlas y escogerlas para saber cómo hay que tratarlas y procesarlas, desde ahí, desde la promoción. Es una decisión estratégica que luego hay que madurar muy bien. Sobra decir que la competencia será intensa. ¿Dónde residen los nuevos turistas? La respuesta dependerá, por cierto, de muchos factores, entre ellos si, como consecuencia de grandes acuerdos entre los estados, surgen los denominados corredores turísticos.
El caso es que hay que moverse, conscientes de que son otros los esquemas. Los valores y los activos, primordiales. El emprendimiento será decisivo. No bastará con el olfato y el consabido ‘te acuerdas cuando lo hacíamos así’. No es que se empiece de cero. Pero casi.
Día 67 de la alarma
Isidoro Sánchez García, presidente de la Fundación para el Desarrollo de la Universidad de La Laguna y miembro de distintas organizaciones como el Centro Atlántico de Pensamiento Estratégico, el Foro Canario de Desarrollo Sostenible y el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, mantiene durante su jubilación una actividad fuera de lo común. Acaba de publicar un interesantísimo trabajo sobre las plagas de langosta vividas en la isla en los años cincuenta del pasado siglo. Rescata una publicación del ingeniero agrónomo José del Cañizo, Invasión de langosta peregrina en Canarias (1954), editada por el Ministerio de Agricultura, y se lanza al terreno que más le gusta, el de la historia contada a partir de sus vivencias, para ofrecer un minucioso relato de cómo fue combatida, con qué limitados recursos, aquella invasión, registrada en dos fases, 1954 y 1958.
Escribe Sánchez que “el paralelismo entre la pandemia del Covid-19 y la invasión de langostas peregrinas en Canarias da mucho que pensar. Como bien me indicó un amigo psiquiatra ecuatoriano, el Dr. Guerrero, que es admirador de Alejandro de Humboldt: «Ahora tenemos que resetear nuestra mente y cuidar nuestra vida».
Día de debate en las Cortes. Otra prórroga del estado de alarma que el Gobierno resuelve con menos apoyos parlamentarios, bien es verdad que con una fructífera búsqueda. Pero el portavoz de Ciudadanos advierte: “No tiene usted un nuevo socio”. Antes, Pablo Echenique, de Podemos, rubrica una intervención memorable a partir de la frase de la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero: “Mal estamos pero menos mal que estamos”, que secuenció apropiadamente para dejar en evidencia al tándem Casado-Ayuso. La noticia es que mientras Ana Oramas vota a favor de la prórroga, Pedro Quedo, el otro diputado canario, se abstiene. Hasta el 7 de junio.
En la tertulia de Cope Tenerife, tratamiento de dos cuestiones: el uso obligatorio de mascarillas y la regulación del uso de las playas. Los consistorios tienen la palabra. Es época de baño. Previsibles multitudes para espacios que no dejan de ser limitados. Sobre todo, cuando casi todos coinciden a la misma hora. Enésima apelación al respeto a las indicaciones que se han cursado para salvaguardar la salud de todos.
Las noticias de innovaciones siempre deben ser vistas con expectativa. Por ejemplo, el Gobierno de España escoge al archipiélago canario para poner en marcha una aplicación móvil de rastreo de contagios. Otra: Tenerife es la primera isla en implantar un proyecto de seguimiento de COVID-19. Y una tercera: el hospital La Candelaria es el primero de Canarias en disponer de un ‘super robot’ para hacer hasta dos mil cuatrocientas pruebas diarias del dichoso virus.
Mientras tanto, la tendencia sigue siendo positiva: por segundo día consecutivo, las islas no registran fallecidos y los casos activos descienden al nivel de hace dos meses. Sin defunciones también en el norte de Tenerife, con solo tres contagios en los últimos cuatro días. El municipio más afectado en proporción a su población sigue siendo Tacoronte.
Pero hay otros datos que son más preocupantes. Ejemplo: Canarias es la segunda comunidad autónoma con más trabajadores afectados por la pandemia, un 41,3 % del total, según una aportación del Instituto Valenciano de Investigaciones Ecónomicas (Ivie).
Ya por la tarde, cuando todavía el sol se proyecta en fachadas y espacios acristalados, un hombre barbado y con sombrero da vueltas a la plaza en solitario, golpeando una cacerola con un palo y gritando eslóganes antigubernamentales, entre ellos el consabido ‘¡Sánchez, dimisión!’. Nadie le hace caso y disfruta solo. Se marcha por la calle Puerto Viejo.
La última noticia de la jornada es que PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu acuerdan poner en marcha la derogación de la reforma laboral. Veremos las repercusiones.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario