FIRMAS

OPINIÓN | ¡Aló, presidente…! | Valerio Felipe

Hoy quiero llamar la atención acerca de lo que considero una falta de respeto hacia la ciudadanía del estado español. Tanto el presidente del gobierno en sus “homilías” semanales  como los diferentes representantes que nos han ido trasladando “información” acerca del confinamiento así como de las pautas a seguir para enfrentar esta nueva situación (Covid-19), ha sido cuando menos irrespetuosa.

Tengo la impresión que usted no es consciente de la mayoría de edad de sus ciudadanos y nos trata como si fuésemos infantes en formación intelectual. Este país ha demostrado en multitud de ocasiones su mayoría de edad y ha superado (a pesar de los últimos gobernantes ), situaciones de enorme dificultad.

He tenido ocasión de analizar el gráfico de datos del economista y profesor del IESE Luis Huete, y la verdad es que no deja a este gobierno en buen lugar. El doble fracaso de España en salvar vidas y en la economía ha sido monumental.

En ocasiones la dimensión de un problema tiene más que ver con la gestión que se hace, que del problema en si mismo. Para gobernar una crisis como la actual, es necesario que las personas en las que recae tomar decisiones tan importantes, y que van a marcar tanto el presente como el futuro de millones de ciudadanos,  tienen que estar altamente cualificados y si es posible, ser los mejores de entre los mejores y que además hayan demostrado sus habilidades. Llevar el timón en una tormenta perfecta cómo está, requiere de los más expertos  navegantes y aún así no hay garantías de salir indemne. Imagine UD., las posibilidades que tiene alguien sin experiencia real en navegación. Este último, creo sinceramente que es su caso.

Pienso que usted estaba en el momento equivocado y en el lugar equivocado. Es importante conocer nuestras limitaciones personales, y acerca de su voluntad y determinación, creo que no hay duda, pero si, en sus capacidades. ¿Cual es el currículum que pone sobre la mesa?. ¿Cree Ud., estar a la altura de los mejores?. En la vida es muy importante saber cuándo se tiene que dar un paso lateral. Le recuerdo como salió su predecesor de partido el señor Zapatero. Aún estamos pagando esa factura. No crea que eso ya está pago.

Un gobernante que no tiene diferentes posibilidades, sino que por el contrario, se empecina en decir que no hay plan B, esta claro que carece de experiencia y conocimiento. Europa no va a ser la solución a todos nuestros males. Ese tan ansiado plan Marshall europeo que usted espera, igual no va a llegar en el tiempo y cantidad deseado. Es aquí, cuando hay que tener un abanico de posibilidades para poner en práctica. El que presta dinero espera el retorno.

Yo le voy a recordar por la manoseada “desescalada”. Por cierto, no existe en nuestro diccionario de la RAE, si quiere en próximos artículos,  le aporto alguna palabra para denominar este confinamiento. La riqueza de nuestro idioma es tal, que referentes mundiales como Cervantes, Pérez Galdós, Cela, García Márquez, Neruda etc., se han servido de el para llegar tan lejos.

Sabe lo que me entristece de los políticos actuales, que en la otra orilla no veo luz por ningún lado. No vea sesgo de ideales , porqué no lo hay, tanto los de un lado como los del otro. No veo ahí talento para el futuro.

Ah, disculpe…. ¿Y el Jefe de Estado, no le he visto por ningún lado?. ¿No tiene nada que decir o hacer?. O va a esperar al discurso de Navidad. Bueno, creo que somos pocos los que le hemos echado en falta. Es irrelevante.

No olvide dejar las llaves al salir.

 

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • Totalmente de acuerdo. Con respecto al rey, lo tienen «aparcado», su objetivo es cargarse la corona.
    Por lo demás , solo el sentido común y la libre conciencia de un pueblo enfermo de «vete tu a saber» puede solucionar esto.
    ¿Como?
    Olvidándonos de izquierdas y derechas y siendo conscientes de cual es el objetivo final de nuestro voto en las urnas.
    Votemos a partidos, como mínimo «Constitucinalistas», por desgracia el PSOE se ha salido del sendero y camino de los españoles.
    Salud