FIRMAS

OPINIÓN | ¿Dónde está Wilexis? | Eduardo Guerra B.

La “Operación Gedeón” va dejando víctimas por toda Venezuela en varios ámbitos, en lo social, en lo militar, pero sobre todo en lo político.

Por una parte, la mafia de Miraflores se reciente, porque en esta jugada Diosdado Cabello forma un grupo y Maduro el otro, y están viendo quién le saca más provecho a la represión, y claro, tratando de no hacerse mucho daño entre ellos, intentando no lavar los trapos sucios a la vista, haciendo ver que son una unidad revolucionaria.

Por el otro lado de las víctimas, esta “La Oposición” que nunca estuvo unida de verdad y que precisamente con esa actitud han contribuido a que el castro-chavismo-madurismo tenga dos décadas en el poder. Es verdad que el bando opositor la tiene más difícil, es la suma de diversas tendencias ideológicas, con intereses distintos, y casi siempre pensando en su futuro electoral. A esta atomización de parcialidades que dificulta todo, hay que sumarle el factor de chantaje corruptor que la dictadura ha ejercido sobre algunos los dirigentes opositores (y se supone que no son pocos).

Dadas estas circunstancias, preocupa ver como Primero Justicia y Enrique Márquez se pronuncian contra Guaidó, como si ellos no tuvieran rabo de paja, o como Patricia Poleo no pierde un minuto de su trabajo para atacar al Presidente encargado, ejerciendo de oposición a la Oposición.

Afortunadamente existen otras voces más sensatas que llaman a la unidad, como Antonio Ledezma, Andrés Velásquez, y un prestigioso periodista como “El Ciudadano”, Leopoldo Castillo. Es de anteojito el consejo: “Los trapos sucios se lavan en casa” y “En el medio del río no se cambia el caballo”.

La Oposición en su conjunto debe recordar que por veintidós años el chavismo les ha dominado, y que si hoy esta fortalecida frente a Maduro es en parte por el apoyo de Trump y su gobierno. Podrán tener méritos propios, pero hasta ahora no han podido con la astucia castro-chavista-madurista. Los gobiernos de EE.UU y cincuenta y cinco países más, están apoyando al gobierno interino en la persona de Juan Guaidó, no al resto de esa oposición a la Oposición.

Finalmente, resulta paradójico que un delincuente como el llamado, Wilexis, el capo de Petare, y no la Oposición, sea el factor detonante que posiblemente haga bajar los cerros de Caracas hacia Miraflores, y fulmine a Maduro.

Bien lo dice el dicho: “No  hay peor cuña que de la misma estaca”.

Ayer viernes, “El Wilexis”, en su cuenta Twitter: @Wilexispetare, hizo un llamado a todos los “Causas”, de todas las barriadas de Caracas, a unirse para acabar con este gobierno de mier…

Parece mentira, pero todos los venezolanos nos estamos preguntando ¿Dónde está Wilexis?

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario