FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Protocolo para la recuperación turística | Salvador García Llanos

El Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) tendrá a su cargo la elaboración del Proyecto Nacional de Especificaciones Técnicas y Sello de Garantía para la prevención de la COVID-19, una herramienta indispensable para la normalización del sector turístico una vez que se inicie el proceso de desescalada del confinamiento. El ICTE se basará en las aportaciones de las patronales empresariales, centrales sindicales, autoridades sanitarias y administraciones públicas.
¿Qué se pretende? Pues contar con una guía homogénea para todo el país que sirva para garantizar la seguridad de los turistas y visitantes pero también de la población nativa y de los trabajadores. Se trata de un protocolo –no es lo mismo que una certificación– “para abrir de forma segura cuando la evolución de la pandemia esté controlada”, dijo Isabel Oliver, secretaria de Estado de Turismo al dar a conocer la iniciativa. Por su parte, Miguel Mirones, presidente del ICTE, explicó que es necesario “conseguir especificaciones técnicas que sean rigurosas e implantables, no plantear cuestiones que no sean abordables ni para el sector privado ni público”.
Estas son las intenciones que sustanciarán un trabajo que se espera esté terminado en tres semanas e incluirá unas veinte especificaciones técnicas que afectarán a hoteles y apartamentos turísticos, servicios de restauración, alojamiento rural, ‘campings’ y ciudades de vacaciones, albergues turísticos, balnearios, campos de golf, agencias de viajes, turismo industrial, turismo activo, transporte turístico, puertos deportivos, ocio nocturno, playas, oficinas de información turística, espacios naturales protegidos, museos y espacios públicos singulares.
Mirones ponderó que se trata de “un proyecto ambicioso. Conocemos la urgencia de tenerlo listo pero se ha entendido que lo oportuno es que haya especificaciones por cada subsector y que tengan su validez para todo el territorio nacional”. Se pretende que el protocolo esté a disposición de todas las empresas y gestores de destinos españoles de forma gratuita, al resultar teóricamente una herramienta que facilite la reanudación de la actividad después que lo permitan las autoridades sanitarias.
Todas las consultas y aportaciones serán procesadas para dar contenido a primer borrador que será remitido al ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para suj validación. Paralelamente, el ICTE trabajará con la Asociación Española de Normalización para elevarlo a los organismos internacionales, paso fundamental para exponer garantías ante los mercados emisores europeos.
La futura guía abordará, entre otras, las siguientes especificaciones: aforos en establecimientos, trazabilidad, controles de temperatura, uso de tecnología para el control, protocolos de relaciones sociales en espacios comunes, estándares de limpieza, procedimientos en el transporte, apertura y mantenimiento de playas y controles de seguridad en puertos y aeropuertos.
Lo dicho: el mes de mayo para consultar, debatir y trabajar. La Secretaría de Estado y el ICTE quieren y necesitan ese documento. El sector, también. Manos a la obra.
Día 41 de la alarma
Lluvia temprana. Aún así, equipos de desinfectación –se supone– hacen su trabajo en el perímetro exterior de la plaza del Charco.
Jesús M. Hernández publica en desdelacorona.blogspot.com unas deliciosas décimas que alegran la mañana. Son las décimas del confinamiento que reflejan la imaginación y la vena poética del ‘profe’, que así es como le llaman todavía muchos de los que se fueron sus alumnos. Además de los sarcasmos y la ironía del mago (si me lo permite), brilla su dominio semántico. Leemos y releemos porque las estrofas contienen una acerada crítica digna de ser tenida en cuenta en el curso de la pandemia.
Deben estar en algún ejercicio preparatorio o similar hasta siete helicópteros que vuelan sobre la línea litoral del municipio. La mañana se despeja. Una mujer hace ejercicios en un balcón de las proximidades y un hombre sin camisa da vueltas alrededor de la azotea de su edificio.

Se demoró pero al final se produce la comparecencia del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y del portavoz del comité científico que asesora al ejecutivo, Lluis Serra. Había la natural expectación pues se iba a conocer la propuesta para acometer una primera fase del desconfinamiento en las islas. Es la que sigue:

-Ejercicios y paseos: de 05.00 a 09.00 o de 20.00 a 23.00 horas
-Distancia máxima: dos kilómetros del domicilio.
-Correr y montar en bicicleta: cuatro kilómetros.
-Acceso a segundas viviendas para cuidar animales o huertos.
-Desplazamientos de menos de una hora y de forma individual.

Torres insistió en que los contenidos serían elevados al Ministerio de Sanidad para su aprobación. Canarias cumple con los parámetros epidemiológicos exigidos y las capacidades sanitarias por el Gobierno de España pero hay que aguardar a su aprobación. Las cautelas presidenciales fueron consecuentes pues durante la tarde, tras el Consejo Interterritorial de Salud, el confinamiento insular canario queda aplazado. La decisión no gusta a Lluis Serra que, desde su cuenta de facebook, afea la decisión del ministerio. Según indicó el Ejecutivo regional en una nota oficial, en la reunión ninguna de las comunidades autónomas explicó sus propios planes de desconfinamiento porque el orden del día estaba centrado en la presentación y análisis de estas capacidades. Los avances en este sentido se trasladarán a dos reuniones de trabajo que tendrán lugar el lunes: una técnica y una nueva convocatoria del Consejo Interterritorial de Salud.
Empiezan a abundar en los edificios colindantes carteles de Se Vende o Se Alquila en los balcones. Efectos también de la pandemia, posiblemente. Al depositar la bolsa de basura se comprueba por enésima vez que muchas personas no respetan. Cuando las puertas giratorias están descuadradas o no funcionan, se entiende que las bolsas queden fuera; pero cuando están plenamente utilizables, es incomprensible que se amontonen en el exterior. Un hombre con aspecto de extranjero, sin camisa, pasa a la hora de aplaudir, se detiene y se suma a ese pequeño y espontáneo rito de cada tarde.
Rafael Alonso Solís, catedrático de Fisiología de la Universidad de La Laguna hasta su jubilación el año pasado y articulista de los buenos en la prensa tinerfeña, nos hace un regalo desde la red. Ha colgado una edición especial en formato digital de su libro Por peteneras (Ediciones Idea). Pasamos a pendrive, agradecemos y empezamos a leer.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario