FIRMAS

OPINIÓN | Bulos o malas noticias creadas: contagio de masas y flaco favor | J. M. González Alonso

Por motivo del Coronavirus y las medidas de confinamiento decretadas, (a igual que en otras situaciones pasadas y que están por llegar) ha hecho que se incremente el uso de Internet. Por lo que se ha convertido en un perfecto campo de cultivo para la difusión masiva de bulos a través de las distintas redes. Hay muchas veces que se trata de comentarios más o menos inocentes, pero en otras la propagación de estos mensajes puede crear falsas alertas de seguridad, como por ejemplo atentar contra el honor de personas concretas o demonizar a determinados colectivos. La difusión de estas noticias (bulos) no está tipificada en nuestro ordenamiento penal como tal, pero su puesta en práctica puede encajar en delitos recogidos en el Código Penal, castigados con fuertes multas y cárcel, en aplicación del Estado de Alarma, que son muchos en la actualidad.
Nuestra legislación actual no está preparada especialmente ni pensada para estos casos, pero es perfectamente posible adaptar las normas a la realidad social que estamos viviendo en este momento.
Pienso que a pesar de que el Código Penal no recoge la difusión de bulos como un delito en sí mismo, sí hay varios tipos penales que pueden servir para perseguir la difusión de «Información falaz».
¡Que hay mucha mierda en las redes!
La desinformación masiva que circula entorno al coronavirus reactiva una cosa fundamental, que los que nos dedicamos a la formación conocemos muy bien, es el contagio de masas, con la perpetuación de estereotipos como los racistas, hasta la efectividad de las mascarillas, ha sido evidente en internet (y en las calles) desde que se tuvo noticia del virus.
Aparecen teorías sobre el consumo de animales, vacunas, soluciones caseras, conspiraciones sobre las farmacéuticas, gobiernos que sueltan virus creados en laboratorios, que además con la muerte de nuestros mayores se ahorran pensiones, que de esa forma se termina con el paro, fotos con fosas comunes, y lo peor de todo esto, es que la amenaza del coronavirus va cercando las poblaciones, con bulos que comienzan a tener un mal de ámbito social. Paremos dejar de pasar noticias sin verificar y no crear pánico entre nosotros.
Que ya está bien de expandir o en castellano puro y duro extender más mierda haciendo que ocupe más espacio en las redes.
No me canso de decir, hacer caso a las autoridades, científicos, médicos y fuerzas y cuerpos de seguridad.
¡Quédate en casa!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario