FIRMAS

OPINIÓN | En defensa del Instituto Universitario de Investigación de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias | Ícaro

Hace unos días, escuché atónito en una radio generalista de Canarias, COPE Canarias, la entrevista con la representante del sindicato SATSE en Canarias, Katy Darias, en la que entre otras cosas, denunciaba el supuesto trato de favor del Instituto de Enfermedades Tropicales hacia el personal docente de la ULL, al que supuestamente estaban realizando test PCR para la detección del Covid19 sin contar con las autoridades sanitarias, al parecer por favoritismo o como favor personal.

Pues bien, nada de lo anterior, es más, no solo es absolutamente falso semejante disparate, sino que, por culpa de esta denuncia incomprensible, sin aportar datos, si comprobar los hechos, sin aportar pruebas de semejante cosa, lo que ahora han conseguido estos representantes sindicales tan “chachis” es que hayan cerrado esta vía de comprobación de positivos, solo porque al parecer, alguien no ha hecho lo que debe en la Consejería de Sanidad.

Mejor estuvieran trabajando en sus centros, o defendiendo realmente a sus trabajadores sanitarios exigiendo las protecciones que nunca les han dado y el trato digno que nunca han recibido de Sanidad.

Porque no lo hizo desde un principio, cuando se había solicitado por parte de esta Institución investigadora, colaborar activamente en este tipo de pruebas, de forma voluntaria, altruista y absolutamente desinteresada, porque no podemos olvidar que se trata de un Centro de Investigación público, pero que su financiación es en función de proyectos de investigación, con aporte de fondos privados en muchos casos.

Es falso que se estuviera haciendo test exclusivos a personal de la ULL, lo sé de primera mano, porque yo no pertenezco a la ULL y a mí me lo han realizado, cuando ninguna otra institución pública de sanidad me la hubiera podido hacer, ni con la velocidad ni con la precisión que este laboratorio tan experimentado, que les recuerdo por si no lo saben, está reconocido por el Instituto de Salud Carlos III para realizar este tipo de test.

Es más, cuando fui a realizar esta prueba no había ni colas, ni nadie estaba esperando, es más, me comentaron que estaban “aburridos”, esperando a que Sanidad les enviará más personas para hacerle las pruebas; nadie me pidió más que mis datos personales, la razón de la prueba y mis circunstancias familiares, es decir, que me ayudaron de forma infinita en aquel momento, evitando que yo pudiera ser un peligro para el resto de la sociedad, porque en otro caso, estaría repartiendo mis virus de forma inadvertida por donde quiera que fuera, incluido en mi trabajo.

Esta Institución a la que ya valoraba mucho antes de la pandemia, pero ahora me siendo profundamente agradecido, estaba realizando pruebas a personas vinculadas con otros que ya había resultado positivos, es decir, al personal de riesgo por contacto, vinculación o contagio.

Como no tenían aún la respuesta de Sanidad, optaron por ofrecerse al personal de la ULL que pudiera necesitar hacerse una prueba en estos momentos, porque presentara síntomas y para evitar colapsar otros Centros Sanitarios.

Esa fue su falta, poner un inocente post para anunciar su disponibilidad, mientras esperaban la respuesta de las autoridades sanitarias, que llegó finalmente en forma de vergonzoso e injustificado cierre.

Pues bien, a estas alturas, con la falta de centros habilitados, de laboratorios especializados y especialistas para realizar este tipo de pruebas en Canarias, unos test que se han vuelto imprescindibles para poder acometer el combate efectivo de esta pandemia, resulta que este Centro de Investigación fundamental está cerrado, lo han dejado a un lado, lo han intervenido enviando incluso a la Policía para verificar su cierre, dejando a miles de canarios sin la posibilidad de recibir esta ayuda, y a su personal sin la posibilidad de ayudar a realizar estas pruebas, todo por una pésima gestión política desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Arrégleme esto, Sr. Presidente.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario