FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

OPINIÓN | El COVID-19 en el sector inmobiliario | Juan Miguel Munguía Torres

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha dado lugar a una crisis a nivel mundial. Esta situación ha motivado que desde el pasado 15 de marzo España se encuentra en estado de alarma.

El coronavirus en el sector inmobiliario ha comenzado a paralizar de la demanda de vivienda. El actual estado de alarma no permite realizar visitas en persona a los pisos en venta, no se pueden incorporar nuevos inmuebles y dificulta bastante la tramitación de una hipoteca o la gestión notarial.

La caída del interés por la compra de vivienda es una de las primeras manifestaciones que se observan en el sector inmobiliario. Según manifiestan varios responsables de inmobiliarias, desde que comenzó a suspenderse la actividad lectiva en los centros educativos “se ha producido una paralización en el número de llamadas y mails de compradores”. Esta falta de actividad, es más evidente en Madrid que en otras zonas del país, “entendemos que por el fuerte incremento de contagios que están teniendo”.

El parón no se limitará a este ámbito de la actividad inmobiliaria e, inevitablemente, los expertos confirman que el malestar se trasladará a la firma de hipotecas que tengan lugar en nuestro país en los próximos meses. De hecho, ya hay organizaciones, como Agencia Negociadora, que han estimado que, en abril y mayo, la materialización de estos contratos podría descender entre un 40% y un 60%.

La incertidumbre del mercado laboral y el desconocimiento de la duración real de esta situación está haciendo que se pospongan las decisiones de calado económico por parte de las familias. Esto junto con lo anteriormente expuesto hace suponer que se puede producir un parón en seco del mercado inmobiliario que puede rozar hasta la perdida del 80 % del volumen de negocio.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario