FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Reciclaje de residuos puerta a puerta | Salvador García Llanos

La noticia es que, en medio de la desazón, más de cuarenta establecimientos hoteleros del Puerto de la Cruz afrontan un programa de reciclaje de sus residuos con un sistema de recogida puerta a puerta. Si los resultados, fruto de la entente entre hoteles, ayuntamientos y gestores, son que se eleva un veinte por ciento la cantidad y la calidad de los materiales separados y se reduce la denominada fracción resto (lo que queda tras la separación de papel, vidrio y plástico), la orientación del programa parece la adecuada e invita a una aplicación extensiva.
Y es que está demostrado que los municipios turísticos insulares registran ratios de generación per cápita por encima de la media nacional, lo cual repercute en el incremento de los costos de los servicios municipales de recogida de residuos y en la presión sobre el territorio como consecuencia de los vertidos.
Recordemos que hay una Directiva Europea, la 2018/851/EC, que estabece que a lo largo de 2020 los esfuerzos por aumentar la recogida separada de residuos domésticos deben alcanzar un cincuenta por ciento del peso global de estos residuos en los Estados miembros. Las empresas turísticas, en consecuencia, han de asumir programas específicos de recogida para facilitar la gestión correspondiente y mejorar la sostenibilidad.
Esta iniciativa en el Puerto de la Cruz está encabezada desde hace más de un año por la patronal hotelera, Ashotel, investigadores de la cátedra de turismo Ashotel-CajaCanarias de la Universidad de La Laguna y el Ayuntamiento portuense. Con ella se pretende aplicar una tasa inteligente de pago por generación de residuos que, de alguna forma, premie los esfuerzos por minimizar y separar adecuadamente tales residuos por parte de los gestores hoteleros. Téngase presente que las actividades turísticas contribuyen de forma notoria a esa generación de residuos domésticos y asimilables.
Según fuentes de Ashotel, establecimientos turísticos portuenses, tanto hoteles como residencias y apartamentos, tras ujn acuerdo con la firma ‘Ecoembes’, han reducido de forma estimada en un ocho por ciento el número de contenedores de fracción resto recogidos en promedio cada mes. Indican las mismas fuentes que, de hecho, la mitad de los establecimientos y asociados han disminuido un promedio del veinte por ciento su generación de fracción resto. Datos concretos: globalmente, los kilos de envases ligeros recogidos recogidos en los establecimientos turísticos del municipio se han incrementado en un doscientos dieciséis por ciento, hasta alcanzar los diez mil ciento cuatro kilos en julio de 2019, mientras que la recogida de la fracción de papel y cartón ha aumentado un once por ciento, hasta alcanzar los trece mil ochocientos cuarenta y cuatro kilos en el mismo mes.
Los resultados, por tanto, son prometedores y revelan, cosa de la que hay que congratularse, el compromiso medioambiental de los agentes implicados en la iniciativa. La dirección de Ashotel ya piensa en el paso siguiente: instar a las autoridades competentes a poner en marcha plantas de tratamiento de residuos orgánicos ‒aproximadamente un 50% del peso actual de la fracción resto en los establecimientos hoteleros‒, que permitan reincorporar a explotaciones agrícolas y parques y jardines el compost resultante, aprovechable como abono natural, para potenciar claramente una economía circular en la isla y sacar provecho de esta medida como destino sostenible.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario