FIRMAS Marisol Ayala Salud Sanidad SOCIEDAD

OPINIÓN | No eran de fiar | Marisol Ayala

Hace un par de semanas unos amigos educadores pararon el coche en el que íbamos en dirección al Puerto para recoger a la madre de uno de ellos, a la altura del CC La Ballena. Aparcaron en el vado de un colegio público y ahí les esperé. De pronto pensé en estirar las piernas y salí del vehículo. Algo debió llamar mi atención, tal vez un centro escolar donde unos adolescentes jugaban a escalar las rejas que protegían el acceso al edificio. Todo me resultaba conocido. Tengo buena memoria fotográfica. Al par de horas mi memoria se fue acercando a un episodio vivido en la zona pero no acertaba. Cuando llegué a casa llamé a un amigo y hurgué entre mis papeles hasta encontrar un maletín repleto de recortes de periódicos, yo, que no soy de guardar nada, siempre que lo abro me digo “si está aquí es que ha sido algo importante”.

Y tanto. En ese centro escolar se detectó el primer caso de sida de Canarias. Su portador era un profesor al que los medios perseguimos sin saber nada de la enfermedad. El acoso mediático que sufrió esa persona fue brutal. Sanidad dando palos de ciego y los medios informando sin saber bien ni qué era el sida ni sus vías de contagio. Todos en bragas. Recordando aquellos días tan agitados recuerdo el disparate con el que se trató la noticia. Para empezar uno de esos días alguien decidió, supongo que Sanidad y la dirección del centro, que era conveniente que el afectado dejara hacerse una foto para la prensa. Así se hizo. La presencia de tantos periodistas en los alrededores del centro aconsejó trasladar al profesor a otra isla huyendo de los periodistas. Se pactó la discreción hasta que un medio publicó dio detalles de su nuevo destino. A él y a su familia le hundieron la vida dado que fue localizado. La administración bocazas lo abandonó a su suerte y lo puso a los pies de los caballos.

Fuente:  Blog de Marisol Ayala

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario