FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Para el periodismo, la libertad es cara | Salvador García Llanos

La libertad de expresión e información en un Estado de derecho fue objeto de reflexión y análisis en el tercer Foro IEB de Derechos Fundamentales. El Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), fundado en 1989, es un Centro de Estudios Superiores adscrito a las universidades Complutense de Madrid y Rey Juan Carlos I, y patrocinado por la Bolsa de Madrid. Con motivo de su trigésimo aniversario, en efecto, puso en marcha esta iniciativa encabezada por Ignacio Gordillo Álvarez-Valdés, profesor de Derecho Penal del citado instituto y ex fiscal de la Audiencia Nacional. Como ya se ha apuntado, se trataba a de estudiar a fondo los diversos derechos que la Constitución recoge y tipiica como fundamentales, junto con las libertades públicas, que están siendo materia de debate y requieren oriemntación en la sociedad.
Participaron en esta tercera edición profesionales de amplia trayectoria en los medios de comunicación e instituciones del sector como: Isabel San Sebastián, periodista y escritora; Vicente Lozano, redactor jefe y columnista de El Mundo; Nemesio Rodríguez López, presidente de la FAPE; Carmen Gurruchaga Basurto, periodista y tertuliana de Carlos Herrera en COPE; Isabel Durán, periodista, asesora de la Fundación Telefónica y autora del libro “Todo comienza ahora”; Ignacio Sánchez Cámara, catedrático de Filosofía de la URJC y miembro de la Fundación Valores y Sociedad; María Eizaguirre Comendador, editora del Canal 24h y Víctor Sánchez del Real, periodista y diputado del partido Vox.
Entre las debatidas, una cuestión que interesa, el deterioro de la profesión. En el documento final del Foro, que condensa impresiones y reflexiones de los intervinientes, se concluye que “El derecho a la información no es derecho a hacer preguntas en ruedas de prensa, sino un derecho fundamental de los ciudadanos a conocer información veraz y que cuando se ataca ese derecho se ataca a la sociedad y a la salud de la democracia”.
En ese contexto, ¿cómo es el desempeño profesional de los periodistas y cuáles son las razones del deterioro aludido? Se parte de un principio teórico: “Los periodistas deben ser notarios de la realidad, pero cada vez lo son menos”.
Y es que la evolución política de los últimos tiempos hace que “el país se haya dividido en dos sectores y la mayoría de los periodistas se han alineado con uno de los dos y lo narran con bastante sectarismo. Están coartados por presiones políticas, se limitan a contar el argumentario que les han pasado o los echan a la calle”. Porque luego aparecen los riesgos y, en muchos casos, las fatales consecuencias: “Los periodistas tienen miedo a quedarse sin trabajo. La libertad es cara”.
Esta última afirmación nos parece crudelísima. Máxime cuando se aprecia que “estamos en un momento bastante complicado por la autocensura porque muy pocos periodistas se atreven a decir de verdad lo que piensan, por las ruedas de prensa que en realidad son notas informativas, no hay preguntas y por lo tanto no se verifican”.
Entonces surge nuevamente el alcance de la responsabilidad de los periodistas. Tenemos que ser consecuentes y ser plenamente conscientes de “cómo transmitimos el mensaje y la importancia que tienen las palabras y el lenguaje que utilizamos. Estamos en un momento crítico para los medios de comunicación donde sinceramente los periodistas deberíamos hacer autocrítica, porque lo hacemos poco y en seguida caemos en las etiquetas”.
O sea, que de los periodistas también depende cambiar el estado de cosas. Habrá que esmerarse. No es cuestión de seguir abonando esa tasa tan cara.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario