FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

OPINIÓN | El Brexit | Juan Miguel Munguía Torres

Tras las recientes elecciones en Reino Unido se abre un nuevo marco en el desarrollo del Brexit. Parece inminente que se producirá la salida de este de la Unión Europea y como consecuencia tendremos que tener en cuenta algunos efectos colaterales para los nacionales que habitan en Reino Unido.

Después de la fecha del Brexit, los ciudadanos europeos que deseen residir, trabajar o estudiar en el Reino Unido (o seguir haciéndolo), deberán pasar, obligatoriamente, por un nuevo procedimiento del Ministerio del Interior británico (‘Home Office’) llamado “EU Settlement Scheme”.

El procedimiento contempla dos estatus para estos ciudadanos europeos.

-El “settled status” o permiso de residencia indefinido, que será de aplicación a los ciudadanos de la UE y sus familias siempre que acrediten haber residido en Reino Unido por más de 5 años.

-El “pre-settled status” que en la práctica es un permiso de residencia temporal para aquellos naturales de la UE que hayan residido menos de los 5 años.

¿Qué ocurre con aquellos nacionales de la UE que quieren trasladarse a Reino Unido sin haberlo hecho antes?

Todos los ciudadanos de la UE que deseen entrar en el Reino Unido para trabajar y residir, podrán hacerlo libremente hasta el 31 de diciembre de 2020. Los ciudadanos de la UE que deseen entrar en el Reino Unido desde el 2021 tendrán que adaptarse al futuro sistema migratorio británico.

Otro cambio a tener en cuenta es el de la entrada en Reino Unido como turista. Hasta 31 de diciembre de 2020 se podrá entrar con un pasaporte en vigor de la UE o con un DNI de esta siempre que esté en vigor todo el tiempo de estancia en el país. A partir de 2021 habrá que adaptarse a un nuevo marco de identificación de turistas aun por definir.

En cuestión de permisos para conducir los residentes en el Reino Unido que empezaron su estancia siendo menores de 67 años podrán seguir conduciendo en el Reino Unido con un carnet de conducir emitido por un Estado miembro sin cambios hasta los 70 años. Si pasó a ser residente en el Reino Unido siendo mayor de 67 años, podrá seguir usando su carnet de conducir europeo hasta un máximo de 3 años. Posteriormente, deberá intercambiar su carnet de conducir español por uno británico.

Los visitantes podrán seguir usando su carnet de conducir europeo. Después del Brexit.

En el caso de los permisos de conducción, válidos y en vigor, expedidos por las autoridades británicas habilitarán a sus titulares a conducir en España durante un plazo de nueve meses desde la fecha de la retirada de Reino Unido de la Unión Europea. Transcurrido este plazo será de aplicación la normativa general y los permisos expedidos por las autoridades británicas habilitarán para conducir en España durante seis meses desde la entrada de su titular en España o desde la fecha de obtención de la residencia legal.

Se aconseja a las personas titulares de permisos británicos que vayan a permanecer residiendo en España tras la fecha de retirada de Reino Unido que soliciten el canje de su permiso de conducción por un permiso español antes de que se produzca esta retirada.

Otro tema relevante es lo que ocurrirá con la atención sanitaria a los residentes de la UE después del Brexit.

Se mantendrá el derecho de los ciudadanos de la UE a continuar recibiendo asistencia sanitaria en el Reino Unido en las mismas condiciones que las actuales hasta el 31 de diciembre de 2020. El derecho a la sanidad será independiente del estatus de residencia y , lo que es más, el personal médico no tendrá derecho a hacer controles más allá de pedir el pasaporte o la tarjeta sanitaria que, en caso de Acuerdo, seguirá teniendo vigor.

Algo similar ocurre con las titulaciones académicas para el desempeño profesional en Reino Unido.

Para los que se inscriban conforme al ”EU Settlement Scheme”, se seguirá aplicando el régimen derivado del Derecho de la Unión hasta el 31 de diciembre de 2020 por lo que no sería necesario realizar actuación alguna sobre este extremo.

Como podemos ver se abre una nueva etapa en la que parece clave la fecha de 31 de diciembre de 2020. Desde Munguía&Asociados recomendamos realizar cualquier trámite de los explicados con anterioridad a esta fecha pues al no existir el marco legal posterior este puede resultar contrario a algunos intereses de los nacionales de la UE.

Desde el punto de vista de los Británicos residentes en España u otro país de la UE todo parece más definido, pero habrá que tener en cuenta aspectos como el intercambiar el carnet de conducir británico por uno de la UE lo antes posible en prevención de que se produzca algún cambio normativo.

munguia@munguiaabogados.com

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario