FIRMAS Marisol Ayala

OPINIÓN | El sueño de Matilde | Marisol Ayala

Una mañana de hace año y medio me propusieron colaborar en ordenar la vida de Matilde Padrón, viuda del empresario Juan Padrón, q.e.p.d., el hombre del juego, Jupama. Quería escribir su libro. El encargo me pareció curioso y fui a conocerla. Nos miramos y nos reímos. Eso selló la amistad a la que llegué por amigos comunes. Ya estaba por encima de los 85 años y me pareció tan tierna su petición que al día siguiente estábamos en la casa peleando con papeles. Antes le hice una pregunta. “¿Lo quiere contar todo, Matilde?”, ambas sabíamos de qué hablamos. Dijo “sí”. “No se complique la vida mujer…”.

Se casó el 27 de julio de 1955 con Juan Padrón, el hombre que creó la empresa de juegos recreativos Jupama y el Hotel Santa Catalina que, por cierto, en breve vestirá de gala del brazo de otro gestor. El matrimonio duró 59 años. Matilde siempre quiso contar su vida porque cree que sus hijos no conocen a su madre, no conocen sus sentimientos, sus anhelos. Familiares y amigos aportaron episodios de su vida para hacer realidad el sueño de mamá.

Durante semanas nos instalamos en un reservado del hotel. Sabía que el establecimiento donde hacia confidencias estaba siendo desalojado para que entraran los nuevos responsables, la firma Barceló, con un proyecto espectacular. Ahí dolía. Matilde tiene mucho carácter y es muy ocurrente. A esto estuvo de sacar a la puerta del hotel una sábana con una leyenda alusiva al amor que sienten los Padrón por ese hotel. El día que se llevó el libro verbalizó una proposición sorprendente. Quería traducirlo el inglés. Soltamos una carcajada. “¿Para qué mujer?”, “para enviárselo a dos amigas inglesas que conocí hace muchos años…”. ¿Estarán vivas?, pienso.

“Yo pregunto” y ahí quedó. Esa es Matilde; ingenua, buena y con vocación de gallina agasajando a sus polluelos y a los de su marido, sí hiciera falta.

Fuente: Blog de Marisol Ayala | Foto: Wikipedia

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario