FIRMAS Francisco Pomares

OPINIÓN | A Babor | Condiciones y mentiras | Francisco Pomares

El estadista Albert Rivera se ha retrasado más de la cuenta en plantear sus condiciones a Sánchez. Ha tardado tanto, que ya no van a servirle ni para construir el discurso contra el PSOE en las inminentes elecciones generales. La mayor parte de los votantes del PSOE (quizá no de sus afiliados) asumirían de buen grado que Sánchez se comprometiera a un gobierno constitucionalista en Navarra, que hiciera pública su intención de no indultar a los presos catalanes si son condenados por el Supremo, y que renunciara a aplicar una política fiscal que perjudique a las familias y a los autónomos. Con un poco más de tiempo para explicar esas condiciones, Rivera podría haber logrado que hasta Sánchez bizqueara ante la convocatoria de unas elecciones. Pero Rivera ha esperado a que la situación sea irreversible.

La impresión que ofrece el líder de Ciudadanos es la de que si actúa para evitar unas elecciones completamente innecesarias e inútiles, no es porque lo sean, sino porque todos los sondeos indican que van a ser un desastre para Ciudadanos.

Y luego está la cuestión psicológica: Rivera o no ha medido a quién ofrece su acuerdo, o es que sabía ya de antemano cuál iba a ser la respuesta de Sánchez. Porque el líder de los socialistas ni le respeta (tampoco puede decirse que Rivera se haya ganado el respeto o el temor de sus contrincantes, con tanta política de laboratorio), ni respeta a los españoles. Su respuesta a las condiciones de Rivera podría haber sido que sí, o que no, que se lo quiere pensar, o que no toca. Cualquier cosas antes de decir que Rivera y el PP tienen que votarle porque ya se cumplen las condiciones planteadas por el líder de los naranjas. No es cierto que se cumplan, y Sánchez lo sabe perfectamente, aunque el recurso al cinismo más descarnado se esté convirtiendo en una de las señas de identidad de la actual política española.

A ver: ¿Se cumple lo de gobernar en Navarra con los constitucionalistas? Por supuesto que no. El PSOE navarro se sostiene en un gobierno con fuerzas abiertamente anticonstitucionales, como Nafarroa Bai, y su presidenta logró la investidura merced a la abstención de Bildu. ¿Se ha comprometido Sánchez a no indultar a los presos catalanes si son condenados por el Supremo? Por supuesto que no. Se le ha pedido de todas las formas y por todas las instancias posibles, y él se niega sistemáticamente a suscribir ese compromiso. No lo hace porque sea favorable a un entendimiento con los independentistas, que preferiría evitar. Lo hace porque sabe que pasado mañana el voto de los independentistas catalanes a su investidura puede ser imprescindible y estar directamente vinculado a ese indulto. Por eso no quiere arriesgarse a perder esos votos de los que quizá dependa su investidura. Y en cuanto a no subir los impuestos a autónomos y familias, a eso podría comprometerse sin problemas ni coste alguno. Nada en el programa del PSOE apunta hoy a una subida de impuestos a las familias y los autónomos, que sólo se produciría -supongo yo- en caso de que el país se enfrentara a un nuevo desbarajuste fiscal. Si Sánchez no se compromete a eso es sobre todo por soberbia.

Y también porque lo que a él le interesa ahora es convocar unas elecciones en las que está seguro de que mejorará sus resultados, aunque necesita hacer creer a sus votantes que él preferiría no acudir a las urnas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario