Administración local Cultura Obras TENERIFE

LA OROTAVA | Sale a concurso la reforma del auditorio Francisco Álvarez Abrante de La Perdoma

Francisco Linares asegura que este espacio cultural se convertirá en un gran auditorio, complementario al Teobaldo Power

EBFNoticias | El alcalde de La Orotava, Francisco Linares, anunció que pronto se contará en la Villa con otro auditorio, pues en estos días se ha sacado el concurso el proyecto de reforma integral de la antigua Sala Cine de La Perdoma—Francisco Álvarez Abrante. Las empresas interesadas en esta licitación tienen de plazo hasta el 8 de septiembre. El importe global para la adjudicación asciende a 360.556 euros.

Esta actuación permitirá convertir este emblemático espacio en un importante centro cultural más para la zona norte, y será un revulsivo para el barrio en general. También esta infraestructura será un complemento al Auditorio Teobaldo Power, en pleno centro de La Orotava, y en el que también se prevé llevar a cabo una importante reforma.

Francisco Linares detalla que el proyecto supondrá una reforma total de este conocido inmueble en La Perdoma, centro lúdico- cultural durante muchos años. En este sentido, subraya que con esta actuación se podrá observar un cambio significativo; que se apreciará sobre todo en la techumbre, y en el patio de butacas, en el que se ganan 100 asientos más, por lo que se tendrá capacidad para más de 300 personas. «La nueva imagen que tendrá este recinto será espectacular», recalcó Linares, quien también valora que el propio redactor del proyecto sea quien da nombre al centro, el arquitecto Francisco Álvarez Abrante.

Representación del interior del Auditorio

El edil delegado de Infraestructuras, Narciso Pérez, señala que una vez se adjudique la obra, se agilizarán los trámites oportunos para el pronto inicio de los trabajos. Y una vez que arranque, se prevé que la obra se prolongue durante unos ocho meses.

Pérez explica que se remozará y acondicionará todo el edificio. Se ampliará la parte del escenario, se crearán nuevos camerinos y una pequeña vivienda para la estancia del artista o acompañantes. También se eliminarán barreras arquitectónicas, y se instalará un aparato para las personas con discapacidad auditiva. A la par, se mejorará en seguridad, y el Ayuntamiento adecuará todo el entorno y calles colindantes, ampliando el ancho de las aceras y colocando nuevo pavimento. Los materiales a utilizar y el diseño darán una nueva y moderna imagen al inmueble, y su interior será más cómodo y funcional.

El concejal delegado del barrio, Darío Afonso, valora esta actuación «que de seguro beneficiará al barrio y a los vecinos en general». Este espacio ha sido un importante punto de encuentro e intercambio cultural desde la década de los sesenta del pasado siglo, y actualmente, además de sala para diversos actos, es utilizado como local de ensayo de la Agrupación Folclórica Marzagay, el Grupo de Teatro «Teatruva» y Grupo de Teatro Infantil «Pampanillo». El Consistorio orotavense, tras la adquisición del inmueble, en 1997, llevó a cabo algunos trabajos de rehabilitación, «pero ahora es necesaria una intervención mayor, de gran calado como esta, para contar con un nuevo auditorio que permitirá potenciar más la cultura y dinamizar la actividad económica en la zona». «Será un espacio neurálgico de la cultura, pudiendo acoger diversos eventos y disciplinas artísticas, además de servir las instalaciones para los ciudadanos y colectivos de este núcleo y del municipio en general», apuntó.

SALA CINE DE LA PERDOMA

El Cine Perdoma se inauguró el 25 de septiembre de 1965. Aquel momento revolucionó el barrio de La Perdoma, al contar con este importante proyecto lúdico-cultural que daba la oportunidad a muchos vecinos de este núcleo urbano de acceder de forma cómoda y cercana al cine y visionar las diversas y variopintas películas que se proyectaban. La inauguración se hizo con la película de Mario Moreno Cantinflas, «El Extra» y «Duelo de Sol».  En los años 70 del pasado siglo, se produjo alrededor de esta sala un importante flujo cultural. Se programaban semanas de cine con proyecciones de películas especiales que contaban con importante afluencia de público.

También, durante las fiestas del barrio, por aquel entonces, se programaron importantes jornadas culturales, sumándose a la proyección de películas, la música y el teatro. Así, la sala fue testigo de charlas, festivales, conciertos, mítines, conferencias, reuniones, y múltiples vivencias, entre otras cosas.

Este espacio cerró sus puertas a finales de los años 80, y posteriormente, en 1997 lo adquirió, el Ayuntamiento de La Orotava para seguir desarrollando en el mismo diversas actividades culturales y sociales del barrio.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario