FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Flagrantes contradicciones | Salvador García Llanos

Hay contradicciones políticas tan flagrantes que es difícil evitar comentarlas.

Debate de investidura de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. En un turno de réplica, el portavoz de Más Madrid, Iñigo Errejón, se explaya y pone en evidencia las debilidades de la candidata. Esta se revuelve y lanza su contrataque:

─Es usted el personaje más traidor de la política española.

La traición está referida a lo ocurrido con el dirigente de Unidas Podemos, Pablo Iglesias:

─Le debe todo a Iglesias al que dejó tirado en el momento más difícil, porque ahora le interesa la política madrileña.

Al día siguiente del debate, el primer nombre que salta para la composición del nuevo ejecutivo madrileño es el de Ángel Garrido, ex presidente de la Comunidad matritense con el Partido Popular al que abandonó para integrarse en Ciudadanos. Ahora es consejero de Transportes e Infraestructura.

Pregunta obligada: ¿es un caso de traición política o transfuguismo? Y otra: la acusación que se hace a Errejón durante el debate, ¿sería válida para reprobar el comportamiento de Garrido?

Ya: será que, como tantas otras cosas, se tolera sin más. Qué más dan las contradicciones: pelillos a la mar, ya saben. Y el largo etcétera, hasta el basurero de la desmemoria.

¡Ay ‘tamayazo’, cuánto daño has causado!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario