NACIONAL Sanidad SOCIEDAD

SANIDAD | Los casos de hemorroides aumentan un 30% en Canarias durante el verano

Dr. Ignacio González
  • El calor y los cambios de hábitos (sobretodo en la dieta) son los principales motivos.
  • Se calcula que, en España, entre un 30 y un 50% de la población adulta ha padecido hemorroides en algún momento de su vida. Las hemorroides afectan por igual a hombres y mujeres, y sobre todo a aquellas personas de entre 45 y 65 años. 

EBFNoticias | Los casos de hemorroides en Canarias aumentan un 30% durante el verano. Así lo indicó el Dr. Ignacio González, cirujano experto en Proctología del Instituto Proctológico Dr. Padrón, el centro proctológico de referencia en Canarias dedicado al diagnóstico y tratamiento de todas las patologías del ano y recto como son las hemorroides, las fístulas o las fisuras anales. Para ello, el Instituto Proctológico Dr. Padrón ha preparado una campaña informativa con recomendaciones para prevenir este problema de salud durante la época estival. Según explica el Dr. González, «existe una receta antihemorroides especialmente indicada para utilizar este verano: comer, beber y andar. Gracias a esta combinación saludable y otros consejos más, se podrá evitar este molesto compañero de viaje».

El calor es uno de los factores que puede hacer que las hemorroides den más problemas en verano, ya que favorece el aumento de la vasodilatación, pudiendo causar hinchazón e irritación. Pero hay otras causas indirectas que también influyen en la mayor prevalencia de las molestias en estos meses tales como los cambios en la alimentación derivados de una mayor relajación de las rutinas. Esto normalmente se ve reflejado en que se mantiene una alimentación menos nutritiva y saludable al mismo tiempo que consumen menos cantidad de agua. Estos dos factores son indispensables en la aparición de las hemorroides e incluso en el empeoramiento de las que ya existen. Una dieta baja en fibra y un déficit de hidratación pueden producir estreñimiento y esfuerzos defecatorios que pueden hacer aparecer las hemorroides e incluso trombosis hemorroidales.

«El estreñimiento, frecuente sobre todo en los viajes, provoca la congestión pélvica y dilatación del plexo hemorroidal», añadió el Dr. González. No menos insidiosos, en este sentido, son los episodios de diarrea repetidos en el tiempo. La materia fecal líquida, muy ácida, puede irritar e inflamar las hemorroides causando síntomas más o menos molestos, como dolor, sangrado al prolapso, o la relajación de apoyo del tejido conectivo.

Otros factores que empeoran las hemorroides en verano

Además de los factores anteriormente mencionados, la aparición de las hemorroides está relacionada con numerosos factores, algunos de los cuales tendemos a subestimar y a no prestar la debida atención. En los meses de verano, o cuando las temperaturas empiezan a subir, es más habitual salir de viaje y realizar trayectos mucho más largos, lo que nos obligará a permanecer sentados durante más tiempo, una postura que implica ciertos riesgos si padecemos o somos propensos a tener problemas de hemorroides. Además, los asientos de automóviles y motocicletas, que son extremadamente calientes, pueden contribuir a la aparición de edema o hinchazón, con el empeoramiento de los síntomas asociados con las hemorroides. Otro factor es la imposibilidad de muchas personas de defecar en baños que no sean el suyo.

Por otra parte, el verano es una época que invita a salir más al aire libre y a practicar deporte. Sin embargo, algunas disciplinas deportivas como el ciclismo pueden favorece la irritación de las hemorroides.

Recomendaciones para prevenir las hemorroides en verano

Para prevenir la aparición de hemorroides durante los meses de verano, existen una serie de recomendaciones sencillas y fáciles de sobrellevar:

  • Comer alimentos con un alto contenido de fibra para evitar el estreñimiento en esta época.
  • Mantener el cuerpo hidratado, es decir, ingerir más de un litro y medio de agua por día.
  • Realizar algún ejercicio físico para mantener el metabolismo activo como andar un hora diaria, por ejemplo.
  • Procurar no pasar demasiado tiempo sentado sobre todo durante la defecación para evitar esfuerzos grandes y presiones innecesarias en la zona anal.
  • Evitar ingerir alimentos picantes o muy especiados ya que pueden propiciar que se irrite la zona del margen anal.
  • Evitar un consumo elevado de alcohol ya que actúa como estimulante que puede producir diarreas y, estas a su vez, provocar irritación en el ano.

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario