FIRMAS

OPINIÓN | Knowmad | Momo Marrero

Un importante número de trabajadores errantes, por lo general especializados en áreas de conocimiento asociadas a la innovación, está cambiando el paradigma profesional actual. Este nuevo perfil de trabajador lo conforman los nómadas del conocimiento, que han venido a sacudir los cimientos de la cultura tradicional del trabajo y del conocimiento.

Los knowmads -neologismo creado a partir de las palabras de origen inglés know (conocimiento) y nomad (nómada) por John Moravec, fundador de Education Futures LLC y autor del libro Knowmad Society– ejercen su actividad profesional en cualquier lugar y en cualquier momento, ya que se rigen por criterios ajenos a los estándares convencionales. En palabras de la periodista Raquel Roca, autora del recomendable libro Knowmads, los trabajadores del futuro, los nómadas del conocimiento son “un tipo de profesional que supone la evolución -más sofisticada y completa- de casi todos los otros perfiles laborales, como autónomo, freelance, emprendedor o autoempleado, al que se le añade unas características (como soft skills, capacidad de aprendizaje…) que van mucho más allá de un régimen o una forma de financiación”.

Entre las características que definen a los knowmads destacamos estas diez:

  1. Replantean su trabajo a partir del concepto de oficio, y se dedican a aquellas tareas profesionales que les aportan satisfacción y felicidad, no siendo el dinero un fin en sí mismo.
  2. Son innovadores y especialmente creativos, autónomos y competitivos.
  3. Experimentan constantemente y no temen al error ni al fracaso, pues ambos forman parte del aprendizaje continuado.
  4. Les mueve y les estimulan los retos, los desafíos, los objetivos y son férreos defensores de la movilidad laboral y la meritocracia.
  5. Sus herramientas de trabajo son eminentemente tecnológicas, generalmente punteras, y están hiperconectados e hiperdigitalizados.
  6. Son por definición early adopters.
  7. Trabajan en entornos colaborativos y tienen una gran capacidad de adaptación.
  8. Aportan un valor extra y por lo general manejan una ingente cantidad de datos que procesan activamente con objetivos previamente determinados.
  9. Son metódicos y resolutivos, especialmente a la hora de dar respuestas creativas en entornos novedosos y cambiantes.
  10. Son activos y constantes en la adquisición de conocimientos, que ponen a disposición de su actividad o de los proyectos en los que participan.

Según lo define Raquel Roca, ser un knowmad es, en esencia, una actitud con la que algunos profesionales, sin rango predefinido de edad, afrontan las nuevas necesidades de empleabilidad que vienen marcadas por la incesante irrupción de la tecnología en el entorno laboral y en nuestras vidas.

Los knowmads son por tanto un perfil de profesionales, tal vez la evolución con base tecnológica de los freelancers, con una elevada capacidad adaptativa a un presente laboral que se antoja cambiante (definido con el acrónimo VUCA, que se refiere a su Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad) y que aportan soluciones novedosas a los problemas presentes y futuros, a las que por lo general llegan reformulando preguntas convencionales en la búsqueda de resultados singulares.

Imagen: Momo Marrero

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario