FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Horas extras impagadas | Salvador García Llanos

Llaman la atención los datos publicitados por el gabinete económico de la central sindical Comisiones Obreras (CC.OO), relativos a las horas extras sin abonar que significan un ahorro para los empresarios de once mil quinientos millones de euros. Según el informe, más de un millón de trabajadores se ve afectado por este hecho, el equivalente a doscientos setenta y seis mil empleados con jornada completa.

El informe de CC.OO. pone de relieve que el problema de las horas extraordinarias en el ámbito laboral sigue sigue siendo preocupante. Un millón cuarenta y seis mil trabajadores disponen de contratos a tiempo completo pero trabajan una jornada superior a la acordada. Aproximadamente, es el 8 % del total de contratados. Los cálculos apuntan a que cada uno prolonga su trabajo unas diez horas y media a la semana, lo que supone unos once millones de horas por semana entre todos.

Depende del sector, algunas empresas se niegan a abonar horas extras, por lo que el horario laboral es más estricto. Teóricamente, ello debería repercutir favorablemente en la creación de empleo, a poco que se quiera mantener los niveles de productividad o la calidad de los servicios que se presten.

La crisis económica de 2008, recordemos, incidió, principalmente, en los trabajadores con salarios más bajos, por lo que muchas empresas recurrieron al abono de este concepto, una fórmula que generó y genera una considerable controversia, también con la particularidad de la compensación de los días libres.

Otros estudios de empresas especializadas señalan que siete de cada diez trabajadores creen que cobran menos de lo que se merecen. En este sentido, muchos trabajadores se conformarían simplemente con cobrar las horas extras que tienen que hacer de forma habitual, si bien muchas veces noi se remuneran ni se compensan como ya dijimos con descansos en días sucesivos. El problema entonces es que se trabajan más horas por el mismo salario que, en la mayoría de las empresas, no alcanza o apenas supera los mil euros. bajos, pero mantener esta política a lo largo del tiempo no es sostenible.

Según el informe de Comisiones Obreras, Canarias, con doscientos cincuenta y tres millones de euros, aparece en el undécimo lugar del listado de comunidades con la rebaja del coste laboral.

En cualquier caso, es necesario que el trabajador se sienta cuidado por la empresa. De lo contrario, solo estará pensando en salir por la puerta sin despedirse y buscar otra oportunidad que favorezca o mejore sus condiciones laborales.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario