Empleo Noticias de Empresa SOCIEDAD TENERIFE

ECONOMÍA | FEPECO: ‘La Economía sumergida está impidiendo la creación de más empleo en la Construción’

FEPECO propone una campaña de concienciación ciudadana, para rechazar estos comportamientos insolidarios. Las pymes del sector abocadas al cierre por la competencia desleal

EBFNoticias | La construcción está sufriendo un verdadero acoso por parte de la economía sumergida, sobre todo, en las pequeñas obras de reforma, rehabilitación, conservación, manteniendo y regeneración. Las obras domésticas, principalmente, arreglos o modernización de cocinas, baños y pintura o también, la pequeña reforma integral de la vivienda, se están ejecutando mayoritariamente desde y por la ilegalidad. Aunque por su misma naturaleza, la cuantificación es complicada, podríamos decir que está rondando el 29% de la actividad constructiva.

Sigue siendo una práctica habitual en las reparaciones del hogar y en las obras de renovación, impulsado por los beneficios para el que trabaja en esas condiciones, que obtiene unos ingresos netos superiores, al no aportar las correspondientes obligaciones tributarias ni de la Seguridad Social y también al propietario que soporta un menor coste de la obra. Olvidándose ambos, de los graves riesgos que asumen, que en algunos casos pueden llegar a ser penales.

Óscar Izquierdo, presidente de FEPECO, muestra su preocupación por el alto nivel de incidencia que tiene la economía sumergida en el sector, teniendo claro que esta situación hay que revertirla con políticas positivas de concienciación ciudadana y de solidaridad comunitaria. “Esta actividad ilícita está generando un gran daño, no solo al sistema, por el impago de impuestos y a la economía en general, por la inseguridad jurídica que crea o en la propia estabilidad de la edificación, sino especialmente a los propios trabajadores del sector de la construcción, porque impide la creación de más empleo, además del daño irreparable a las pymes que sufren una competencia desleal”.

Este hecho, más allá de la vigilancia a través de los mecanismos de la inspección de trabajo, que no llegan a erradicar esta problemática, tiene que ser combatida, con certeza de éxito, a través de una “conciencia cívica” que rechace cualquier ofrecimiento u oferta de trabajo en esas condiciones, entre otros motivos, por seguridad personal, estabilidad en las estructuras edificatorias y garantía de calidad de los trabajos realizados.

Oscar Izquierdo es categórico al incidir que “hay que extirpar esa mentalidad colectiva que, en gran medida, justifica y normaliza estos comportamientos insolidarios y dañinos para las empresas, los trabajadores y el Estado. Además, la experiencia demuestra que, por muchos incentivos que se ofrecen a las personas que trabajan dentro de la economía sumergida, para que vuelvan a la normalidad de la legalidad, no lo aceptan porque están muy cómodamente establecidos en el oscurantismo del beneficio egoísta. La lucha contra la economía sumergida no sólo se tiene que implementarse por cuestiones económicas, sino también, por las implicaciones sociales que acarrea, como el aumento de abusos y explotación laboral o desconocimiento de la normativa y aplicación en prevención de riesgos y salud laboral”.

Desde FEPECO se recomienda que antes de contratar cualquier obra de reforma, primero hay que cerciorarse que la empresa es legal, además de exigir factura de los trabajos pagados. Asimismo, animamos a la ciudadanía a la denuncia de cualquier situación que se vea o se conozca, a través de la página web de FEPECO, para dar el cumplido traslado a los organismos inspectores. Si todos colaboramos, podemos acabar con los insolidarios, para una mayor calidad de vida, a través de una construcción profesional y lícita.

La industria de la construcción en la provincia de Santa Cruz de Tenerife continúa generando empleo constante y de forma sostenible en los últimos cinco años en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. El incremento de afiliados a la Seguridad Social de mayo de 2015 a mayo de 2019 ha sido de 7.100 personas, lo que supone un incremento del 37,83 %. Este año se ha producido la cifra más alta de cotizantes en el mes de mayo desde el año 2008, comienzo de la crisis.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario