Canarias ECONOMÍA E INDUSTRIA Política Económica SOCIEDAD

ECONOMÍA | La Agencia Tributaria Canaria aumenta en un 21,7% la recaudación por procedimientos contra el fraude fiscal

La entidad realizó el año pasado un total de 65.801 intervenciones que permitieron ingresar un total de 89.552.524 euros

EBFNoticias | La Agencia Tributaria Canaria (ATC) aumentó en un 21,7% la recaudación por procedimientos de control e inspección durante el año pasado, alcanzando los 89,5 millones de euros, un 21,7% más que la partida ingresada en 2017 en este capítulo. Este incremento se produce gracias a actuaciones que están encaminadas en su mayor parte a la lucha contra el fraude fiscal, una conducta insolidaria que repercute negativamente en la financiación de los servicios públicos al mismo tiempo que distorsiona la actividad económica y genera competencia desleal.

Durante el año pasado, la entidad llevó a cabo un total de 65.801 procedimientos. De ellos, casi la mitad, 31.069, estuvieron vinculados al IGIC y supusieron un ingreso de 9,89 millones de euros. Este dato supera al de 2017, en el que las 27.837 acciones realizadas representaron una recaudación de 8,94 millones de euros.

Por otro lado, las inspecciones fueron las acciones que se colocaron a la cabeza en lo que a volumen de recaudación se refiere. De esta forma, aunque fueron las menos representativas en cuanto a número, con 519, permitieron ingresar más de 36 millones de euros. En este ámbito, la Agencia Tributaria Canaria hizo un importante esfuerzo en la lucha contra el fraude fiscal, que se tradujo en un aumento del 18,5% de las intervenciones de inspección, lo que tradujo en un alza del 58,7% de la recaudación de dicha partida.

Las acciones de control fiscal en las importaciones alcanzaron las 14.647, por un importe de 4,82 millones de euros. Esto supuso un aumento del 16,4% en lo que al número de intervenciones se refiere, teniendo en cuenta que en 2017 se contabilizaron 12.585, mientras que la recaudación se mantuvo en cifras similares, con 4,96 millones de euros

En 2018 se incrementaron también las medidas respecto a los tributos cedidos, entre los que se encuentran el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, así como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. En total se contabilizaron 7.869 procedimientos, frente a los 7.464 de 2017. Respecto al importe recaudado, se alcanzaron los 22,48 millones de euros frente a los 26,38 millones de 2017.

En esta línea, la Agencia Tributaria Canaria viene trabajando de forma continuada a través de diferentes actuaciones con la que incide en el asesoramiento de los contribuyentes sobre sus deberes fiscales de cara a evitar que se produzcan conductas fraudulentas.

Para ello, ha introducido, además, la mejora de servicios vía telemática para facilitar que los contribuyentes puedan cumplir con sus deberes.

2015-2018: Los trámites online se cuadruplican

El número de trámites tributarios que los contribuyentes de Canarias realizaron a través de internet se multiplicó por cuatro en 2018 en comparación con los llevados a cabo en el año 2015, al pasar de 188.592 a 681.348 declaraciones presentadas en la sede electrónica de la Agencia Tributaria Canaria (ATC).

La cifra refleja la mayor penetración y aplicación de las nuevas tecnologías en las gestiones administrativas que se realizan en la Islas y un «cambio radical en la forma que tienen los ciudadanos y las empresas de relacionarse con la Administración», explicó la portavoz del Gobierno, Rosa Dávila, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Los modelos que han experimentado un mayor incremento son los relacionados con las gestiones del IGIC, como la autoliquidación trimestral que presentan autónomos y empresas, que se ha multiplicado por cuatro, o la declaración del resumen anual, cuyas presentaciones online son seis veces más en 2018.

Destaca también, la liquidación vía internet del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para la compraventa de vehículos usados, que es ocho veces superior al año 2015.