Cultura MÚSICA SOCIEDAD TENERIFE

MÚSICA | La Sinfónica de Tenerife ofrece un recorrido por las impresiones sonoras de Ravel y Debussy

EBFNoticias | Rapsodia española es la invitación sonora de la Sinfónica de Tenerife para el décimo sexto concierto de abono esta temporada, en esta ocasión bajo la batuta de François Leleux, y con el ganador del concurso María Canals 2009, Vestard Shimkus, como solista invitado. La audición será el viernes 31, a partir de las 19:30 horas en el Auditorio de Tenerife, y el programa incluye Petite Suite y Fantasie para piano y orquesta de Claude Debussy, junto a Le tombeau de Couperin y Rapsodia española de Maurice Ravel.

François Leleux

François Leleux, que debuta al frente de la formación tinerfeña, es un reconocido oboísta con amplia experiencia, tanto como solista o director, con las principales orquestas y en los principales festivales y ciclos de conciertos internacionales. En su excepcional carrera ha conducido a la hr-Sinfonieorchester, Camerata Salzburg, Tonkünstler-Orchester Niederösterreich y las Sinfónicas de Sydney, la Radio Sueca o la WDR.

También se estrena en la orquesta el pianista letón, Vestard Shimkus. Su técnica, calificada por el diario alemán Main Post como “naturalmente brillante”, le ha valido para alzarse como ganador de prestigiosos premios internacionales como el Maria Canals en su edición de 2009, la Orden de la Estrella Blanca de Estonia o la Insignia de Oro de la Orden al Mérito de la República de Polonia. Ha actuado junto a la BBC Philharmonic Orchestra, la City of Birmingham Symphony Orchestra o la Orquesta Nacional de Francia, entre otras. 

Petite Suite es una pieza que invita a conocer a la escritura musical temprana de Claude Debussy, aunque en esta ocasión se trata de una versión de 1907 orquestada por Henri Büsser, ya que la original de 1889 fue concebida para su interpretación con un piano a cuatro manos. El interés del autor por unir diferentes artes y corrientes de estilos bajo el lenguaje musical, se muestra en la impresión, casi pictórica, de la textura del agua o el alegre costumbrismo reflejado en ecos de alegres danzas populares. 

Fantasie para piano y orquesta se trata de un peldaño más en la búsqueda del lenguaje personal que Debussy persiguió durante toda su existencia. En esta pieza compuesta en 1890, el autor francés no busca un concierto al uso, en donde la orquesta, de alguna forma, glosa al instrumento solista, sino piensa en la interacción constructiva entre el piano y la orquesta.

En el mismo año que estalla la Primera Guerra Mundial, 1914, Maurice Ravel comienza a escribir Le Tombeau de Couperin con la impronta de una generación que había creído que las promesas del siglo XIX se volverían realidad con el supuesto progreso técnico. La pieza concluida en 1917 es inicialmente concebida como homenaje a la época dorada de la música francesa -con François Couperin en la cabeza-, pero se convirtió en una dedicatoria para sus amigos fallecidos. Por tanto, no emula el carácter militar, sino más bien la memoria, por lo que presenta un carácter sereno, con notas de nostalgia que apelan a la fragilidad de la alegría.

Diez años antes, en 1907 vería la luz, Rapsodia española, una obra que da cuenta de la fascinación creciente de los compositores -sobre todo franceses- por España, en gran parte promovida gracias a la estancia de Pedrell o Falla en París. España era un símbolo de libertad y expresión desde el cruce de lenguajes y se refleja en una composición escrita en pleno auge de las exploraciones atonales. El ritmo nostálgico de la habanera contrasta con los ritmos suspirantes, delatando la alegría mediterránea de este país del sur de Europa.

Este concierto está patrocinado por la Fundación Jesús Serra y las entradas se pueden adquirir en la taquilla, de 10:00 a 19:30 horas de forma ininterrumpida de lunes a sábado; por teléfono en el 902 317 327; o por internet en las páginas web www.sinfonicadetenerife.es y www.auditoriodetenerife.com.