FIRMAS

OPINIÓN | El bar de Pepe | Yo voto a José M. Bermúdez, no a C.C. | Joaquín Hernández

No fue una perita en dulce la que le tocó a José Manuel Bermúdez cuando resultó ganador de las elecciones del año 2.011, ni mucho menos. A las cabronadas de la Playa de las Teresitas, se unió la del Plan General de Ordenación Urbana con innumerables “deficiencias” urbanísticas que hicieron que miles de chicharreros se volcaran en contra de la aprobación de unas normativas que vulneraban los derechos de propiedad de esas personas.

No cabe la menor duda que ha sabido capear  los problemas, ha dejado tiempo al tiempo y en su segundo mandato es cuando ha empezado a actuar como en él se esperaba.

Se ha pasado de un periodo de inestabilidad presupuestaria, de desconfianza institucional, de pasotismo popular, a otro de ilusión esperanza.

El acuerdo de colaboración, firmado el pasado 26 de junio, entre José Manuel Bermúdez como alcalde y presidente del ayuntamiento santacrucero con la Compañía Española de Petróleos, CEPSA por la que la ciudad ganará 573.000 metros cuadrados de superficie sobre los terrenos que, actualmente, ocupa la Refinería, de los que el 67% quedará como suelo público y el resto como residencial terciario, de ese suelo público el 41% se reservará para zonas verdes, casi 157.000 metros cuadrados de parques y jardines,

El plan, denominado “Santa Cruz Verde, 2030” no solo es un proyecto ambicioso, además significa acabar con una industria que provocó muchos problemas de contaminación medio ambiental, que tuvieron  incidencia en la salud de docenas de miles de vecinos alrededor de la Refinería.

En palabras de Bermúdez, el proyecto se constituye “como una oportunidad única  para completar y transformar la ciudad, con la ejecución de un proyecto de regeneración urbana que sea referencia internacional, a través de la reconversión de una refinería de petróleo en el nuevo pulmón verde de la ciudad”.

El próximo domingo se celebran las elecciones municipales, autonómicas y de cabildos, deberemos dar un nuevo voto de confianza al alcalde Bermúdez, para avanzar en una nueva ciudad moderna y acorde con el siglo XXI, recuperemos el mar, volvamos a ser ciudad marinera y referente canario en todo el mundo.

Sólo una recomendación: Luz y taquígrafos, vista larga, paso corto y mala leche que la va a necesitar en estos próximos 12 años.

Es importante dar continuidad a José Manuel Bermúdez como alcalde de la capital de la isla, es necesario continuar con una política municipal que nos haga volver a ser referente cultural de Canarias en todo el mundo.

Hace falta eliminar el paro obrero, sobre todo en nuestra juventud, crear tejido empresarial y fomentar la actividades portuarias, en definitiva se trata de crear una nueva y dinámica Santa Cruz de Tenerife donde todos tengamos oportunidad de trabajo, vivienda y salud.

 

 

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario