Canarias Comunicación Cultura ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Política Económica SOCIEDAD Televisión

ECONOMÍA | El Gobierno eleva al Consejo Consultivo la modificación del decreto que regula las empresas y las obras audiovisuales de Canarias

EBFNoticias | El Consejo de Gobierno ha solicitado dictamen al Consejo Consultivo sobre el proyecto de decreto que modifica el Decreto 18/2009, de 10 de febrero, mediante el cual se procedió a la creación del Registro de Empresas y Obras Audiovisuales de Canarias y a regular el procedimiento para la obtención del Certificado de Obra Audiovisual Canaria.

Con este cambio, el Ejecutivo autonómico, a través de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes, responde a la demanda del sector al establecer nuevos requisitos que reconocen y se adaptan a la madurez que el sector ha adquirido a lo largo de la última década, con el objetivo de fomentar la inversión, garantizar un mayor número de contrataciones de un personal altamente cualificado y ampliar los tiempos de rodaje. La reforma de este decreto se suma además a las subvenciones plurianuales destinadas al desarrollo y producción de las obras audiovisuales de autoría canaria, que fueron convocadas recientemente por valor de 1.375.000 euros.

Con esta actuación, el Gobierno continúa en la línea de potenciar el desarrollo de la industria audiovisual en el Archipiélago para fomentar la economía y la creación de empleo, tanto en lo que se refiere a los rodajes que escogen Canarias como escenario para sus rodajes, como a las producciones cinematográficas realizadas por autores canarios. En ambos casos, se impulsa el establecimiento de su matriz en las Islas ya que se recoge que su registro fiscal ha de fijarse en Canarias.

Las productoras deberán estar incluidas en el Registro de Empresas y Obras Audiovisuales de Canarias, así como obtener el Certificado de Obra Audiovisual Canaria. En este último caso, las acreditaciones serán de dos tipos: una que permitirá acceder a los fondos de la Reserva para Inversiones en Canarias y otra destinada a acogerse a los beneficios de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.